90% de los casos de Alzheimer son de aparición tardía

La evolución de la enfermedad puede durar décadas: inicialmente se produce un déficit neurocognitivo leve, hasta llegar a los diferentes grados de demencia caracterizados por la pérdida de la independencia laboral, social, familiar y personal

Asociación con patología

El galeno también comenta que la hipertensión arterial, arritmias cardíacas, diabetes mellitus, alteraciones del colesterol y triglicéridos, hipotiroidismo, traumatismos físicos y psicológicos como: el stress crónico, sedentarismo, inactividad física y mental, y el alcoholismo también se pueden asociar con la aparición de la patología y la aceleración de la misma

El galeno además explica que la evolución de la enfermedad puede durar décadas: inicialmente se produce un déficit neurocognitivo leve, en esta fase la persona aun se puede valer por sí misma, hasta que llega a los diferentes grados de demencia caracterizados por la pérdida de la independencia a nivel laboral, social, familiar y personal.

La patología se origina por la acumulación anormal en el cerebro de un material neurotóxico denominado beta-amiloide, el cual produce daño en las neuronas y sus conexiones (sinapsis), conduciendo a la pérdida progresiva de las funciones cognitivas, incluyendo la memoria. También se asocia con alteraciones de conducta y de personalidad que hacen más difícil la convivencia.

Según el doctor Gaona, la incidencia de esta patología aumenta con la edad y se piensa que interactúan factores genéticos y otros no hereditarios relacionados con hábitos, el estilo de vida del paciente y el ambiente donde se desarrolla, por lo que el diagnóstico precoz es la mejor manera de atacar la enfermedad de forma temprana.

Prevención y tratamientos

El especialista en neurología recalca que el diagnóstico oportuno es primordial apenas sean visibles los síntomas para atacar la enfermedad lo más pronto posible. Además dijo que existen actualmente tratamientos farmacológicos que mejoran la calidad de vida de los pacientes, ofreciendo protección vascular, metabólica y de factores de riesgo.

De igual manera el apoyo en el aspecto afectivo y emocional que le puedan brindar los familiares es esencial para afrontar esta situación. “Uno de los pensamientos y realidades más evidentes es que todavía tenemos la oportunidad de compartir con nuestro ser querido afectado por esta enfermedad, por lo que es importante disfrutarlos y estimularlos con optimismo, cariño, paciencia, respeto, generosidad y una dosis de eficacia”, resalta el galeno.

Pulse Aquí a la Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *