A un año de su partida: Jesús E. Mazzei Berti

JESÚS E. MAZZEI ALFONZO | EL UNIVERSAL
jueves 1 de septiembre de 2011 08:34 AM

Aprovecho la ocasión, para hacerle llegar una palabra de gratitud a su médico de cabecera el Dr. Hugo Dávila Barrios y a todo el personal de Hospital de Clínicas Caracas, por el trato que recibió. La última semana que él trabajó que fue hasta el 8 de de ese mes, marcó citas para la semana que viene para su consulta, muestra de su vocación de servicio y muchos pacientes suyos no podían creer el estado de su condición medica. En este artículo, deseo referirme algunos aportes que hizo mi padre para el avance de la geriatría y la gerontología en Venezuela.

Al iniciar sus estudios de medicina en la UCV, donde tiene, entre otros, a venerables maestros como al Dr. José E. Izquierdo, lo sorprende el cierre de la Universidad por la dictadura perezjimenista y sigue sus estudios en la Universidad de Buenos Aires, para culminarlos después en la Universidad de Zaragoza, España donde debe seguir rumbo, porque es exiliado del país a principios de los años 50. Desde niño venera a sus abuelos a quienes tuvo tiene en gran afecto por lo que, cuando sigue sus estudios de medicina, en España, se interesa por una nueva especialidad de estudio en la medicina: la Geriatría; inculcado por el Dr. Rodríguez Delgado médico venezolano radicado en Madrid y por el estudio de un libro que abrirá su perspectiva profesional como futuro médico” Medicina geriátrica: cuidado médico de la madurez tardía” de Edgard Stieglitz. Aquí tiene la orientación entre otros maestros de los doctores Fernando Civeira y Manuel Beltrán Baguena. Regresa a Venezuela, en la aureola de la democracia venezolana en 1958, y revalida su título de médico en la Universidad de Los Andes en 1961. Pocos años después viaja a Montevideo donde realiza estudios de postgrado en Fisiología, y establece una importante relación profesional e intelectual con el Dr. Américo Albrieux de la Universidad de Montevideo. Otros médicos, maestros que tendrán influencia en su formación serán Gabriel Trompiz, Otto Lima Gómez, Lorenzo Fígallo, Joaquín Quintero Q, entre otros en Venezuela y en Estados Unidos de Frederick Zimmon, Isadore Rossman.

Posteriormente regresa al país y se establece en Barquisimeto, donde además de ejercer la docencia en la naciente Facultad de Medicina, de la hoy Universidad Centrooccidental Lisandro Alvarado, mantiene su ejercicio profesional en el campo de la geriatría. Viaja a mediados de los años 60 a Estados Unidos de América, donde realizará estudios de Postgrado en Medicina en la Universidad de Harvard y la Jewis Home and Hospital of the Aged, Center for instruction in Care, como residente interno. Regresa a Venezuela a finales de 1967 y sigue en su ejercicio profesional, cuando es designado por el presidente Rafael Caldera en 1969, para que presida el Patronato Nacional de Ancianos e Inválidos (Panai, creado en el año 1949), posteriormente Inager, hoy en día INASS cargo que ejercerá por 5 años, donde modernizará al instituto, lo dotará apropiadamente organizacional y gerencialmente, para poder ejecutar las políticas sociales y médicas adecuadas y lega entre otras cosas, la construcción y posterior inauguración del primer centro geriátrico del país y Latinoamérica, de avanzada, para su época en los aspectos del tratamiento clínico y social de la tercera edad el Geriátrico de Caricuao, deja planificado la construcción de unidades de este tipo a nivel urbano, suburbano y rural (existen que yo sepa en la ciudades de Coro, Maracaibo y Valencia, San Mateo entre otras ciudades) que se acometerán en los próximos años. Allí contará con la colaboración de personas inolvidables para mi padre como Cecilia Pimentel, el doctor F. Castillo-Rey, y el padre Jesús Hernández Chapellín y el apoyo constante y decidido, de una gran dama de Venezuela, doña Alicia Pietri de Caldera.

Realiza el primer Curso de Clínica Gerontológica en el país en mayo y junio de 1973, mejora sustancialmente los ancianatos y casas hogares del país y deja para la posteridad la planificación de construir otros centros geriátricos, para el tratamiento de la vejez. Organizó en ese sentido, desde 1995, cursos y congresos internacionales de Geriatría y Gerontología, no solo como instrumento de intercambio de conocimientos científicos sino para observar el desarrollo de su disciplina que siempre necesitaba estar al día en materia de conocimientos, sino ver el desarrollo del estado de arte de ella, por eso, procuro invitar a distinguidos médicos geriatras de todo el mundo, para que intercambiaran puntos de vista con sus colegas venezolanos.

Deja como legado intelectual innumerables trabajos en revistas nacionales y extranjeras y tres libros para consulta e investigación de los futuros médicos geriatras: La Tercera Edad: La mejor Edad, Demencias Aspectos Básicos, e Historia Universal de la Geriatría y Gerontología.

Igualmente, autor de varios trabajos en congresos, simposios y revistas científicas como: Atención del Anciano en Venezuela, Rehabilitación Geriátrica, Aspectos Fisiológicos del Anciano, Inestabilidad, Caída y Rehabilitación, Revalorizando el Adulto Mayor, Envejecimiento patológico sobre el Alzheimer, Deterioro cognitivo leve y demencia: estrategias de intervención, Envejecimiento, el ambiente como generador de calidad de vida en el Adulto Mayor, El maltrato en el anciano con trastornos mentales, Demencias conceptos dinámicos interactivos, Avances en geriatría y gerontología, entre trabajos. El Comité Latinoamericano de Gerontología (COMLAT) Lo recordó como a un grande y por ello, la Sociedad de Gerontología y Geriatría del Perú, en el Congreso que se organizó en septiembre del 2010, le ofreció un reconocimiento a su trayectoria en septiembre del año 2010, a poco días de fallecer donde Victoria Tirro de Mazzei, llevó su último trabajo póstumo.intitulado Sobre la Geriatría en Latinoamérica. Fue consecuente amigo de la Academia de Medicina en Caracas, donde presentó varios de sus trabajos y libros. Fue profesor invitado en varias universidades como Barcelona, España y la Universidad de Toronto, entre otras.

Compaginó el ejercicio de su profesión en los últimos años con otros cargos que ejercerá, entre los cuales cabe destacar: presidente de la Sociedad Venezolana de Geriatría y Gerontología, vicepresidente de la Fundación Alzheimer (de la cual fue miembro fundador), miembro del Comité Latinoamericano de Gerontología (COMLAT) y representa a Venezuela en la Internacional Asociation of Gerontology (IAG). La Federación Médica Venezolana, lo distinguió con el Premio a los médicos escritores Francisco Herrera Luque, en el mes de agosto de 2010. Asimismo, la Fundación Alzheimer en el Boletín Volumen 13. Nº 3 – 3, año 2010, dedicó un hermoso y sentido homenaje, que la familia agradece, por el cariño y aprecio que mi padre tuvo por esa Institución, que él ayudo a cofundar.

El Universal, periódico que muchas veces lo entrevistó a lo largo de las décadas del 60,70, 80 y 90 en diferentes oportunidades, donde pudo exponer sus punto de vista sobre el estado de la medicina y los problemas de la vejez y el adulto mayor. Sirva esta semblanza de mi padre, como su causahabiente en la sangre, en testimonio de afecto y recuerdo, quien fue un gran venezolano y médico excepcional.

Unas palabras finales viniendo de él. “En la conexión con la muerte intervienen dos personajes, el moribundo y los dolientes. El instante en que a un senecto se le hace real el trance mortal, se interponen entre los participantes dos actitudes. Una, de quienes rodean al moribundo, los cuales pretenden interpretarle su padecer, pero lo que en realidad buscan es justificación a su aflicción. Y la otra, el agonizante, el cual está experimentando el hecho real, verdadero, patentizado a través de la conciencia que mantiene del momento y de sus consecuencias. Aquí es cuando se requiere en el tiempo facilitarle entendimiento y respeto, que se le brinde de cariño y compañía. Es todo un componente obligatorio de privilegio concurrente durante el paso en que transcurre para elegir morir como le venga en gana…”. La Mejor edad, Caracas 1988.

jesus.mazzei@abordo.com.br

Pulse Aquí a la Noticia

Pulse Aquí al Boletín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *