Ácido fólico previene además de malformaciones, ataques al corazón y Alzheimer

………
Además de malformaciones en recién nacidos, el ácido fólico previene tanto en hombres como en mujeres ataques al corazón y Alzheimer. La Asociación Pro Infancia Neurogénica realiza una campaña permanente para su consumo.

Según explicó Karina Pallares Delgado, coordinadora administrativa de la citada asociación no sólo las mujeres embarazadas deben tomar el ácido fólico antes y durante el embarazo, también es recomendable su ingesta en hombres y mujeres a lo largo de la vida. Y es que asegura que también previene ataques al corazón y el Alzheimer.

El ácido fólico es esencial en el metabolismo de las purinas y por tanto en la síntesis de los ácidos nucleicos. Se encuentra en frutas, verduras y hortalizas, pero también se puede consumir en pequeñas pastillas, pues es común no tener una alimentación balanceada.

“El ácido fólico está presente de manera natural en los alimentos, pero desafortunadamente pocas personas llevan una alimentación balanceada que le permita al cuerpo adquirir esta vitamina de manera suficiente”, explicó Pallares Delgado.

Se ha demostrado que en mujeres embarazadas con una dieta deficiente en ácido fólico tienen un mayor riesgo de que el niño presente malformaciones, especialmente a nivel del Sistema Nervioso Central, como la espina bífida en la médula y falta de desarrollo del cerebro.

En personas adultas con déficit de ácido fólico se ha demostrado que se aumenta el riesgo de padecer enfermedades coronarias, distintos tipos de cáncer y otros problemas patológicos.

Así mismo, se ha observado en grupos de personas de edad con tendencia a manifestar diversas alteraciones mentales, una relación entre la disminución de ácido fólico con la aparición de depresiones, alteraciones psiquiátricas y deterioro cognoscitivo.

Con respecto a las personas que padecen la Enfermedad de Alzheimer (EA) se ha observado, en bastantes trabajos, que los pacientes presentan un descenso significativo de la concentración de ácido fólico. También estudios señalan que, junto a la disminución de ácido fólico, existe un aumento de los niveles de homocisteína.

La homocisteína es un aminoácido que se produce dentro del cuerpo humano. Los niveles elevados de homocisteína en sangre pueden dañar el tejido que reviste las arterias.

El aumento de la homocisteína también eleva los riesgos de sufrir afecciones cardiacas. Como los niveles de homocisteína se reducen con la ingesta de ácido fólico, así también bajan las posibilidades de enfermar del corazón

Enlace a esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *