Actividades de la vida diaria en la enfermedad de Alzheimer y otras demencias

En primer lugar, el deterioro puede afectar, en menor o mayor grado, a diferentes áreas, provocando en muchos casos un déficit bastante generalizado; en segundo lugar, estamos ante un proceso degenerativo y por ello hay que estar preparado e informado para afrontar las diferentes y nuevas situaciones que se pueden dar con nuestro familiar afectado.

Es frecuente por tanto que nos preguntemos ¿qué le ocurre a nuestro familiar? ¿Cómo afectará en su vida diaria? ¿Cómo puedo ayudarle?

Es conocido que para desempeñar el papel de cuidador se deben reunir determinadas características personales: paciencia, comprensión, tiempo disponible… Pero el poseer estos rasgos no es suficiente para asegurar un correcto cuidado a nuestro familiar.

En la Enfermedad de Alzheimer y en otras demencias se producen cambios tanto a nivel cognitivo como físico, emocional y conductual, incidiendo directamente en la realización de las actividades de la vida diaria, desde las más básicas (comer, vestirse..) a las más controladas (conducir, cocinar, trabajar…) y las de carácter social (conversar, relacionadas con el ocio..).

Analizando cuáles son los factores que dificultan su ejecución (entorno inadecuado, estrategias de comunicación no efectivas, exceso de dificultad en las tareas a realizar…) podemos proponer adaptaciones y consejos sobre cómo ayudarles: ofreciendo pautas verbales y/o gestuales, disminuyendo el número de estímulos distractores, poniendo a su disposición los útiles precisos, cuidando el entorno en el que se desarrolla la actividad y cuidando nuestra forma de comunicarnos y de interactuar, podremos facilitar que se desenvuelvan de la manera más autónoma posible y por tanto estimulante y beneficiosa.

Con nuestros programas, apostamos por la información y formación de los cuidadores como vía para facilitar la atención y mejorar la calidad de vida tanto de los pacientes como de su familia y sus familiares.

De esta manera los cuidadores pueden aprender a manejar y proporcionar las ayudas necesarias y adecuadas evitándose así situaciones de frustración, sobreprotección, agresividad y sobrecarga que en muchos casos se producen.

Pulse Aquí a Cursos Capacitación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *