Alimentos que previenen el Alzheimer

………
La empresa Neuron Biopharma, ubicada en el Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud de Granada (PTS), trabaja en un proyecto de desarrollo de alimentos funcionales para prevenir enfermedades como el Alzheimer, en colaboración con Sos-Cuétara y Covap.
Según ha explicado a Efe el director de la empresa, Javier Velasco, el objetivo es crear alimentos funcionales con propiedades antioxidantes o neuroprotectoras, entre otras, que permitan contribuir a la prevención de enfermedades y dolencias.
“No van a curar el Alzheimer, pero sí pueden ayudar a retrasar el desarrollo de la enfermedad”, ha precisado Velasco, que explica que la labor de investigación se centra en identificar ingredientes con propiedades beneficiosas y buscar la manera de incluirlos en los alimentos.
El proyecto se centra en grupos de población con necesidades nutricionales específicas, como la tercera edad, las embarazadas o los niños, y persigue la producción de alimentos que cubran sus posibles carencias.
Los alimentos finales serán los que ya están incluidos en las líneas de las dos empresas alimenticias que participan en el proyecto, es decir, aceites, arroces y salsas en el caso del grupo Sos-Cuétara y productos lácteos y cárnicos en el caso de Covap.
Neuron Biopharma se ocupará, junto con el desarrollo de ingredientes, de la evaluación de los alimentos y de aportar el soporte tecnológico a las alegaciones de salud, es decir, comprobará la veracidad de los reclamos sobre las propiedades nutricionales y los beneficios para la salud que prometan los productos.
“Si la gente comiera cinco unidades diarias de fruta o verdura, como recomienda la Organización Mundial de la Salud, no sería necesario un aporte de antioxidantes, pero el hecho es que no es así”, ha explicado el director de esta empresa de investigación, que intenta aportar una alternativa, incorporando los compuestos con estas propiedades a alimentos de consumo más frecuente.
El trabajo consiste en identificar un compuesto que cumpla la función que interesa, como podría ser reducir el colesterol, comprobar su eficacia y buscar las combinaciones más adecuadas y la mejor manera de incluirlo en el alimento, atendiendo a aspectos como que las propiedades sean estables durante toda la vida del producto y que el sabor no se vea perjudicado.
“En Estados Unidos mucha gente toma complementos vitamínicos en forma de pastillas, pero en Europa esto no ha funcionado bien”, ha añadido el experto, que ha observado que sin embargo los consumidores europeos sí acogen bien los alimentos que incluyen suplementos.
Junto con el desarrollo de los productos, el proyecto incluye la elaboración de unas guías con consejos sobre pautas de comportamiento para optimizar los beneficios, incluyendo por ejemplo, recomendaciones sobre las horas a las que es más conveniente tomar determinados alimentos o sobre ejercicios a realizar.

Enlace a esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *