Alzheimer – Prevención (Últimas Noticias)

……
La consecuencia es que pueden acelerar el deterioro de su organismo. A continuación unos consejos para evitar que estas dolencias no aparezcan o para sobrellevarlas. Recuerde que estas recomendaciones no solo ayudarán a mejorar la calidad de vida de un paciente con Alzheimer, sino la de cualquier individuo.

La dieta es fundamental
Según Jorge Moncayo (neurólogo), la mala alimentación de las personas es la causa fundamental de la aparición de enfermedades. Por lo que es indispensable mantener una alimentación balanceada que contenga proteínas, vegetales, legumbres, cereales, grasas y fruta.
Si un individuo con Alzheimer se encuentra en los primeros estadios de la enfermedad y no presenta problemas en la masticación y deglución, la dieta debe ser normal. Sin embargo, si ya le resulta difícil tragar y corre el peligro de atragantarse es preferible que opte por una dieta blanda, como sopas líquidas, cremas o purés; si incluye frutas, ofrézcaselas picadas o en forma de compotas.

No se olvide del ejercicio
Para una persona de la tercera edad sana o con esta dolencia, el mejor ejercicio es caminar, pues ayuda a que entren en movimiento todos los músculos del cuerpo. Lo ideal es practicarlo treinta minutos diarios o al menos tres veces por semana. La bicicleta estática es otra opción; además, no se corre el riesgo de tener accidentes ya que se la puede practicar en casa.

El descanso
Dormir es una de las maneras que tiene el cuerpo para recuperar energías. El número de horas dependerá de la costumbre de la persona. Lo normal es que sea de 7 a 8 horas diarias; si requiere menos de esa cantidad y le son suficientes no hay problema. Lo importante es que descanse.

Cero alcohol y tabaco
Evitar el fumar así como eliminar la ingesta de alcohol, ayudan a una buena salud y por ende una excelente calidad de vida. Quienes padecen de Alzheimer deben olvidarse de estos dos vicios para poder sobrellevar de mejor manera su enfermedad.

Dentro del hogar
Las personas con Alzheimer padecen de trastornos conductuales y tienden a lanzarse de ventanas y terrazas; debido a que olvidan el peligro que esto implica, por lo que se debe asegurar puertas y colocar barrotes en las ventanas para evitar estas situaciones. En los baños ponga alfombras antideslizantes para evitar que se caiga, también incluya una silla de plástico para que le resulte más fácil tomar una ducha.

¡Ojo! Si usted lo cuida…

La persona que atiende a un individuo que sufre de esta dolencia se convierte en un ser indispensable para el enfermo; sin embargo, a decir de Moncayo, esta respontadios de la dolencia, pues requiere de cuidado las 24 horas del día. Por lo que se recalca que este trabajo debe ser compartido entre todos y para ello se pueden establecer turnos de entre semana y para fin de semana. Si uno de sus familiares sufre de esta enfermedad y desea mayor información sobre esta dolencia, qué clase de cuidados adicionales requiere y otras inquietudes puede comunicarse con la Sociedad de Neurólogos al tel.: 245 6536.

Cultivando la memoria
Las personas que sufren de Alzheimer pierden la facultad de recordar hechos, historias, fechas y acontecimientos felices. Lo ideal es entrenar al cerebro desde que uno es niño, para evitar sufrir este mal o retardar su aparecimiento. Entre las recomendaciones que le ayudarán a mantener activa la memoria de una persona sana y de quien padece de esta dolencia está la lectura.

Leer, leer y leer…
Es la primera recomendación. Esta simple actividad pone en movimiento las neuronas del cerebro; además que permite crear imágenes en la mente de fácil recordación. Leer periódicos también puede servir ya que durante el día es posible tratar de recordar qué noticia le impactó más y luego contársela a otra persona.

Los juegos

Otra opción es llenar crucigramas, este novedoso entretenimiento permite poner en juego la memoria ya que requiere de saber el significado de ciertas palabras, sinónimos y demás que hacen que entre en actividad la memoria. Jugar a las cartas como el cuarenta, el famoso telefunquen, rumi, entre otros, hacen que la memoria comience a trabajar, ya que solo en cuestión de minutos se debe recordar qué números han salido y cuáles no; es importante que lo practiquen con frecuencia. Un juego que también resulta divertido es el de buscar los pares de las cartas; esta actividad también ejercita los movimientos de las manos, pues algunas personas de la tercera edad, suelen sufrir de artritis, por lo que les resulta más provechoso. Las personas ancianas deben practicar estos ejercicios al menos una vez por semana.

Observar fotografías
Una actividad muy divertida y, sobre todo, saludable es mirar álbumes con fotografías familiares; es importante que al observar cada foto recuerde quiénes están allí retratados, qué estaban haciendo, en dónde se encontraban y de ser posible hasta la fecha; si no recuerda con exactitud pida a un familiar que le ayude y le dé más pautas acerca de cuándo fue tomada y por qué. Es posible que alguno de estos detalles puedan ser recordados. Esta actividad realícela con los más pequeños del hogar, así ambos ejercitarán la memoria y se divertirán.

Escuchar música
Trate de aprenderse letras de varias canciones y luego tararéelas frecuentemente, esto hace que la memoria esté trabajando continuamente. También puede intentarlo con poesías cortas o cuentos.

Enlace a esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *