Ante una enfermedad como el Alzheimer la clave es estar acompañado

FLORÁNGEL FARÍAS
21 de septiembre
Dairilí Atagua

…………..
HERRAMIENTAS. Es favorable estimular la memoria de la persona afectada con lecturas, adivinanzas o juegos de mesa

PUERTO LA CRUZ.- Según el Informe Mundial sobre el Alzheimer 2009, este año unas 35,6 millones de personas en el mundo padecerán de demencia. Se calcula que esta cifra se duplique cada 20 años, según la página web www.alzheimer.org.ve

Hoy, cuando se conmemora el Día Mundial del Alzheimer, el llamado que realizan las organizaciones en el mundo es para los familiares y personas que cuidan de estos pacientes. El mensaje es claro: se trata de una enfermedad degenerativa que no tiene cura. Quienes la padecen requieren una atención especial.

El Alzheimer es un desorden progresivo e irreversible del cerebro. Las neuronas se destruyen y causan un deterioro en las habilidades intelectuales, mentales y personales.

Entre los signos y síntomas más comunes está la confusión del tiempo y espacio, olvido de eventos recientes, problemas para recordar a familiares y amigos, insomnio, ansiedad y paranoia, entre muchos otros.

Lo que hay que hacer
Si alguien tiene un familiar o conocido que presente alguno de estos síntomas, lo más importante es llevarlo al médico para que se le realice una evaluación a tiempo, según la información aportada por el neurólogo Pilar Marcano.

Hacerse cargo de una persona con enfermedad de Alzheimer requiere ayuda de todo el grupo familiar o del entorno. Se recomienda escoger a alguien en especial para que tome el liderazgo en el cuidado directo de la persona afectada, eso brinda estabilidad emocional. Sin embargo, todos deben estar involucrados porque actividades cotidianas como manejar un carro o cocinar pueden resultar peligrosas para quien padece Alzheimer, señala el especialista.

Dada la diversidad de sentimientos que pueden llegar a desestabilizar a la familia, y sobre todo la vida del cuidador principal, es importante recordar que la memoria emotiva es la que mantienen por más tiempo.

“La evolución de esta patología hace que el paciente pase a depender de terceros para poder desarrollar actividades de la vida cotidiana”, indica la doctora Zhilma Sucre, neuropsiquiatra de la Clínica El Ávila, en Caracas.

La galeno, quien colabora para Laboratorios Novartis, resalta que los cambios emocionales son los primeros en expresarse en estas personas porque se muestran irritables, pierden el interés general por todo y hasta se les dificulta reconocer lo que ven.

“A lo largo del desarrollo de la enfermedad, la familia debe estar informada adecuadamente y planificar el sistema de cuidado. Es importante que la vigilancia sea continua”, destaca.

Trabajo en equipo
Mira Josic de Hernández, de la Fundación Alzheimer de Venezuela, señala que en muchos casos el cuidador puede verse agobiado por sentimientos de incertidumbre, miedos y dudas que le producen desgaste físico y emocional, por lo tanto debe compartir la responsabilidad con otro familiar.

La representante de la Fundación Alzheimer en el país, explica que quienes se dedican al cuidado de personas con esta tipo de demencia cuentan con el apoyo de instituciones especializadas en el tema, que ofrecen orientación y ayuda para cumplir de la mejor manera posible el rol de proveer bienestar al enfermo. Estas organizaciones crean grupos de ayuda, talleres de adiestramiento y orientación psicológica a la familia.

“Convivir con alguien que tiene Alzheimer amerita la preparación y unión de toda la familia para trabajar en equipo, de modo que pueda garantizarse una mejor calidad de vida tanto al paciente como al cuidador principal”, dice.

Sugerencias en el tratamiento – ·Simplificar la comunicación verbal con el enfermo: hablarle con frases cortas, dejándole tiempo para que procese la información. – ·Mantener al máximo los hábitos sociales del paciente. Evitar la soledad y la depresión. – ·Realizar actividades
físicas y mentales mediante una correcta estimulación. Proporcionar al paciente una adecuada nutrición e hidratación. – ·Estimular su memoria a través de adivinanzas, refranes, descripción de objetos y personas. Ayudarse con juegos y tablas de memoria para mantenerlos activos.

Pulse Aquí a la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *