Aseguran que la vitamina B ayuda a prevenir el Alzheimer

Algunas vitaminas del grupo B, como la B6, B12 y el ácido fólico, pueden retrasar e incluso detener el Alzheimer en las personas mayores, según un estudio presentado esta semana por la Universidad de Oxford.

Concretamente, los investigadores comprobaron que el consumo de estas vitaminas ayudan a reducir la presencia de homocisteína, un aminoácido relacionado con el achicamiento del cerebro una de las consecuencias del Alzheimer.

El estudio, dirigido por David Smith, involucró a 156 pacientes en condiciones de “pre-enfermedad de Alzheimer “ a quienes se suministraron suplementos vitamínicos del grupo B, pero lo más importante es que vino a corroborar trabajos precedentes sobre el tema.

“El estudio es interesante pero más que revelar algo nuevo, viene a confirmar un trabajo que ya venimos haciendo”, opinó ayer la neuróloga platense Diana Cristalli, quien comentó que en La Plata ya se suministran vitaminas B para pacientes con esta problemática.

De acuerdo a las primeras conclusiones del trabajo, los resultados mostraron una reducción del 90% en el proceso de contracción del cerebro, particularmente en las áreas más vulnerables en pacientes con Alzheimer.

Estas conclusiones con su detalle completo fueron publicados en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences y son significativos, aunque los investigadores con la prudencia habitual en estos casos dicen que se necesitan más investigaciones para confirmarlos.

“Es muy pronto para saber si estos efectos significan que alguien es menos propenso a desarrollar demencia explica Eric Karran, director de investigación de Alzheimer’s Research UK. Tampoco está claro si las vitaminas del grupo B tienen algún beneficio para los que ya han desarrollado demencia.”

A pesar de las legítimas dudas, en los últimos años distintos estudios han venido a demostrar el efecto beneficioso de las vitaminas del complejo B sobre el sistema nervioso y el cerebro. Por lo pronto, aconsejan suplir las deficiencias de vitaminas de este tipo. Y si se beneficia la salud del cerebro, aún mejor

“En La Plata empezamos a conocer de los beneficios de esta vitamina en el año 99 recuerda Cristalli. En su momento era algo totalmente desconocido, pero ahora son cada vez más las evidencias que se encuentran sobre las ventajas que trae su consumo. Estudios como el de Oxford no hacen más que confirmar que se está trabajando en el camino correcto”.

PODER NATURAL

Esta vitamina, hay que decir, se encuentra de forma natural en la carne y los cereales integrales y contribuye al crecimiento y la división celulares, además de fortalecer el sistema inmunológico y mantener sanos la piel y la estructura ósea.

Los investigadores, como se dijo, creen que las vitaminas B disminuyen la atrofia cerebral reduciendo los niveles de un aminoácido presente en la sangre y que se conoce como homocisteína.

En el estudio, las personas que tenían los niveles más altos de homocisteína en la sangre fueron quienes más se beneficiaron.

Según el profesor Smith, del Departamento de Farmacología de la Universidad de Oxford, los resultados del trabajo fueron sencillamente “espectaculares”.

“Esperamos que este tratamiento sencillo y seguro retrasará el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer en personas que sufren ligeros problemas de memoria”, dijo el especialista.

Para él, la cuestión clave es saber si el Deterioro Cognitivo Leve es sólo el comienzo de la enfermedad de Alzheimer, es decir si se trata de un proceso continuo y progresivo, como él mismo sospecha.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *