Cantabria. Avance decisivo contra el alzheimer

Equipo de investigadores de Valdecilla que ha participado en el proyecto europeo sobre el riesgo de padecer alzheimer. / ROBERTO RUIZ

Se trabajará ahora en la busqueda del perfil genético de riesgo individual
Investigadores europeos han confirmado un hallazgo de científicos cántabros que es un hito en la investigación del origen del alzheimer y, por tanto, vital para su tratamiento precoz. El equipo del Laboratorio de Neurogenética del Hospital Valdecilla que dirige Onofre Combarros descubrió en su día que el comportamiento de dos genes (Interleucina-6 e Interleucina-10) es decisivo a la hora de padecer la enfermedad. Es decir, si se constata un funcionamiento anormal de esos dos genes la persona que lo padezca tiene más riesgo de contraer alzheimer. Los primeros resultados se publicaron en la prestigiosa revista ‘Neurology’ en 2004 y, a finales de enero, todos los grupos europeos que participan en el proyecto ‘Epistasis’ han confirmado el hallazgo cántabro.
El estudio se centró en analizar el hipocampo (depósito de memoria en el cerebro) y ver cómo influían diferentes proteínas en los fallos de las conexiones nerviosas, que es lo que provoca la pérdida de la memoria. Se trata de la proteína amiloide, la TAU, la que produce el colesterol, así como las que producen la inflamación y la oxidación.
El proyecto europeo se inició en 2005 coordinado por el Departamento de Genética de la Universidad de Oxford que dirige el profesor Donald Lehman. Participan nueve grupos de investigadores, cuatro de ellos en Gran Bretaña (Oxford, Bristol, Newcastle y Notingham), uno en Alemania (Bonn); uno en Holanda (Rotterdam); uno en Suecia (Estocolmo) y dos en España, que son el equipo de Valdecilla y otro del Hospital General de Asturias.
La idea central era estudiar más de 50 genes, a través del ADN en la sangre, de 5.000 personas, 2.500 de ellas con alzheimer e igual número de lo que se denominan ‘controles sanos’, es decir, mayores que no tienen síntomas de pérdida de memoria. Valdecilla se encargó de los genes inflamatorios y de colesterol. Concretamente, estudió 400 muestras de pacientes y otras tantas de ‘controles sanos’.
Los análisis se llevaron a cabo en el Laboratorio de Neurogenética de Valdecilla que funciona desde 1996 dentro del Departamento de Neurología que dirige el doctor José Ángel Berciano y que está coordinado por Onofre Combarros. Los neurólogos que participan en el trabajo son Ignacio Mateo, Jon Infante, Eloy Rodríguez, Pascual Sánchez-Juan, Inés García y José Luis Vázquez-Higuera, junto a Coro Sánchez-Quintana, técnica de laboratorio, y Soraya Curiel, bióloga.
La confirmación
El pasado mes de enero, los nueve grupos que participan en el Proyecto ‘Epistasis’ confirmaron que en los casos que ellos han estudiado se ha visto también el comportamiento anormal de los genes del colesterol e inflamatorios. Este paso es fundamental para llegar a la siguiente etapa del estudio: buscar la interacción de todos los genes que se encuentran en el depósito de memoria del cerebro. El estudio de la relación entre los diferentes genes proporcionará un microchip genético que permitirá que cualquiera pueda conocer su riesgo de padecer alzheimer.
Los enfermos
La Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Cantabria, AFAC, desarrolla con Neurología de Valdecilla y el patrocinio de Caja Cantabria un estudio del riesgo de padecer alzheimer. «Lo cierto es que cada vez nos llegan a consulta personas más jóvenes que se empiezan a preocupar por sus despistes», explica Soraya González, psicóloga de la asociación. En su opinión, es importante que la enfermedad se detecte cuando antes. «Nuestro centro de día para personas con problemas iniciales de memoria está lleno», apunta.

LA EPIDEMIA

Afectados: En Cantabria, aunque no existe un censo oficial, unas 7.000 personas padecen demencia o alzheimer y unas 14.000 participan en su cuidado. A escala estatal se estima que hay 600.000 personas mayores de 65 años que padecen pérdida progresiva de memoria y de otras funciones mentales.

Riesgo: Un estudio que se está realizando en Valdecilla indica, en sus primeros resultados, que 1 de cada 10 pacientes que tienen demencias leves van a desarrollar alzheimer.

Tratamiento: Mientras no se profundice en el conocimiento de la enfermedad no se puede hablar de terapias curativas.

Prevalencia: La prevalencia de personas con este tipo de enfermedades va aumentando en Europa de forma progresiva, porque cuanto más vivimos más probabilidad hay de que estas enfermedades se desarrollen.

Edad: Aunque lo habitual es que los problemas de memoria comiencen a partir de los 65 años y se acentúen con la edad, lo cierto es que los especialistas cada vez están viendo a personas más jóvenes, incluso con menos de 60 años, que empiezan a tener despistes.

Recursos: Los centros de día se han convertido en una herramienta esencial para atender a los enfermos.

Enlace a esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *