Células madre: lo que podrían curar Algunas enfermedades que se resolverían

………

El ex presidente de Estados Unidos Ronald Reagan (fallecido luego un largo tiempo con Alzheimer) y su esposa Nancy, Michael Fox (enfermo de Parkinson desde hace años), Christopher Reeve (murió luego de años de luchar contra una parálisis provocada por daño en su espina, causado por un accidente)… Como ellos, millones de personas en el mundo esperaban una decisión como la que tomó el presidente Barack Obama la semana pasada: permitir la investigación con células madre embrionarias, con el objetivo de encontrar la cura a ciertas enfermedades. Y, aunque hay más de sesenta condiciones médicas que podrían aplicar sus beneficios, aquí te nombramos las que más nos afectan.

Gran potencial

De acuerdo con los National Institutes of Health, las células madre tienen potencial en muchas áreas diferentes de la salud e investigación médica, debido a que tienen la habilidad de transformarse en un espectro amplísimo de células especializadas. Y muchas de las condiciones médicas serias como el cáncer o los defectos de nacimiento se deben a problemas generados en este proceso de producción de células.

En teoría, según la Internacional Society or Stem Cell Research (ISSCR), cualquier condición en la que haya una degeneración del tejido puede ser una candidata potencial a las terapias con células madre.

Estas terapias celulares consisten en reemplazar las células enfermas por células sanas, un tratamiento similar al transplante de órganos sólo que en este caso se transplantan células en vez de órganos.

La diabetes tipo 1, el Parkinson, el Alzheimer, las lesiones de la espina, el derrame cerebral, la quemaduras, las enfermedades del corazón, la osteoartritis y la artritis reumatoidea son algunas de las enfermedades que podrían tratarse con terapia celular.

Además, la ISSCR asegura que la regeneración de la retina sería posible con células madre aisladas de los ojos, lo cual puede llevar a una posible cura para el daño a la vista.

Enlace a esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *