Comer pescado cocinado reduce el riesgo de padecer Alzheimer, según un estudio

EFEabc_es / WASHINGTON
Día 30/11/2011

Las personas que comen pescado al menos una vez a la semana pueden mejorar su salud cerebral y reducir el riesgo de desarrollar enfermedades degenerativas y el mal de Alzheimer, según un estudio presentado este miércoles en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de Norteamérica en Chicago (EE.UU.).

«Este es el primer estudio que establece una relación directa entre el consumo de pescado, la estructura cerebral y el riesgo de (padecer) Alzheimer», dijo el doctor Cyrus Raji, del Centro Médico de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, según un comunicado.

Raji explicó que los resultados de su investigación muestran que las personas que consumieron cocinado al menos una vez a la semana preservaron mejor el volumen de materia gris en áreas del cerebro a las que afecta el mal de Alzheimer en un plazo de 10 años. Según el Instituto Nacional de la Edad, 5,1 millones de personas en Estados Unidos padecen Alzheimer, un proceso neurodegenerativo cuya causa se desconoce y que se caracteriza por el deterioro progresivo de las facultades físicas y mentales.

Para realizar el estudio Raji y su equipo seleccionaron 260 personas que participaron en un estudio sobre salud cardiovascular, en el que en una de las preguntas que respondieron fue sobre la frecuencia con la que consumían pescado. Del total de pacientes consultados, 163 respondieron que consumían pescado semanalmente y la mayoría lo hacía entre una y cuatro veces a la semana.

Los pacientes se sometieron a una resonancia magnética en tres dimensiones para determinar el volumen de materia gris para comparar las imágenes de los que comían pescado semanalmente con los que no diez años más tarde. Los expertos subrayan que la materia gris, que es la zona que alberga las células y conexiones que transportan los mensajes, es de crucial importancia para medir la salud del cerebro. Cuando su volumen es alto, es síntoma de que la salud del cerebro se mantiene, mientras que si su volumen decrece indica que las células cerebrales están menguando.

El estudio tuvo en cuenta la edad, el género, la educación, el factor de obesidad, la actividad física y la presencia o ausencia del gen APOE-e4, que según los investigadores incrementa el riesgo de padecer Alzheimer.

Los resultados mostraron que el consumo de pescado estaba positivamente relacionado con el volumen de materia gris en varias áreas del cerebro, como el hipocampo (situado en el lóbulo temporal y relacionado con la memoria a largo plazo) y la corteza órbito-frontal (en el lóbulo frontal del cerebro vinculada con el procesamiento cognitivo de la toma de decisiones).

El doctor Raji subrayó que consumir pescado, rico en ácidos grasos, contribuye a fortalecer las neuronas de la materia gris del cerebro «haciéndolas más grandes y sanas». En este sentido, señaló que la simple decisión de agregar el consumo semanal de pescado a la dieta «aumenta la resistencia del cerebro al Alzheimer y reduce el riesgo de padecer este problema».

Pulse Aquí a la Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *