Cómo hacer frente al enemigo Importancia del apoyo familiar frente al Alzheimer

……

La información y orientación son primordiales para hacer frente al Alzheimer. Saber sobre la enfermedad y comprender cómo actúa, nos ayudará a tratarla acertadamente.

Convivir con una persona que tiene enfermedad tipo Alzheimer, sobre todo cuando se trata de un padre o una madre, no es una prueba fácil de afrontar. Dada la diversidad de sentimientos que pueden llegar a desestabilizar el núcleo familiar y sobre todo la vida del cuidador principal, es importante recordar que la memoria emotiva es la que estos pacientes mantienen por más tiempo.

El Alzheimer es una enfermedad degenerativa y progresiva que afecta las capacidades intelectuales del individuo, como la memoria, razonamiento y el lenguaje.
La evolución de esta patología hace que el paciente pase a depender de terceros para poder desarrollar actividades de la vida cotidiana, indicó la doctora Zhilma Sucre, neuropsiquiatra de la Clínica El Ávila, en Caracas.

De acuerdo a la especialista, los cambios emocionales son los primeros en expresarse, con irritabilidad, pérdida de interés general y rendimiento, seguidos por pérdida progresiva de la memoria y dificultad para reconocer lo que ve. A lo largo del desarrollo de la enfermedad, la familia debe estar informada adecuadamente y planificar el sistema de cuidado para el paciente. Es importante que la vigilancia del paciente sea continua.

Estudios médicos han demostrado que la memoria emotiva de las personas diagnosticadas con demencia tipo Alzheimer es la que se mantiene por més tiempo. Aunque estos pacientes pueden llegar a desconocer a sus seres más queridos y cercanos, una caricia, abrazo o algún gesto de afecto puede ayudarles a encender la luz de un recuerdo, llegando a reconocer a quienes aman y a quienes les acompañan diariamente.

Apoyando la labor del cuidador Mira Josic de Hernández, presidenta de la Fundación Alzheimer de Venezuela, explicó que el papel de la familia es fundamental a lo largo de la progresión de la enfermedad, dado que el paciente con este tipo de demencia dependerá enteramente de terceros para llevar a cabo actividades cotidianas.
El cuidador principal puede verse agobiado por sentimientos de incertidumbre, miedo y dudas que le producen desgaste físico y emocional, por lo que es importante compartir la responsabilidad del cuidado del paciente, agregó.

Josic, explicó que quienes se dedican al cuidado de personas con Alzheimer cuentan con el apoyo de instituciones especializadas en el tema, que ofrecen orientación y ayuda para cumplir de la mejor manera posible el rol que cumplen en pro del bienestar del paciente. Estas organizaciones crean grupos de ayuda, talleres de adiestramiento y orientación psicológica para la familia.

La elección de la terapia farmacológica también puede hacerse considerando las necesidades y comodidad, tanto del paciente como del cuidador. Convivir con alguien que tiene demencia tipo Alzheimer amerita la preparación y unión de todo el núcleo familiar para trabajar en equipo, de modo que pueda garantizarse una mejor calidad de vida tanto al paciente como al cuidador principal.

Sugerencias para el tratamiento no farmacológico del paciente con Alzheimer

-Simplificar la comunicación verbal con el enfermo: hablarle con frases cortas, dejándole tiempo para que procese la información.
-Mantener al máximo los hábitos sociales del enfermo.
-Evitar la soledad y la depresión.
-Realizar actividades físicas y mentales mediante una correcta estimulación. Proporcionar al paciente una adecuada nutrición e hidratación.
-Estimular su memoria a través de adivinanzas, refranes, descripción de objetos y personas.

Enlace a la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *