Controversia Células madre

Participe:

Células madre: ¿Ciencia, política o religión?
Las células madre podrían ser clave para la aplicación de terapias que permitan curar una amplia gama de enfermedades y aliviar el sufrimiento.

Científicos en todo el mundo trabajan en el desarrollo de técnicas para mejorar esas terapias.

Sin embargo, el uso de esas células es objeto de controversia por razones éticas y también científicas.

¿Qué son las células madre?

La mayoría de las células adultas en el cuerpo tiene un propósito particular que no puede ser modificado.

Por ejemplo, una célula del hígado se desarrolló para cumplir una función específica, y no puede ser cambiada para que desempeñe el papel de una célula del corazón.

Las células madre son distintas. Todavía se encuentran en una fase temprana de su desarrollo, por lo que retienen el potencial de convertirse en diferentes tipos de células.

¿Por qué son tan útiles?

Cuando una célula madre se divide, cada una de las nuevas células tiene el potencial de permanecer como célula madre o convertirse en otro tipo de célula con una función más especializada.

En teoría, es posible usar células madre para crear tejido sano que sustituya al dañado por un trauma o afectado por una enfermedad

Expertos creen que es posible manipular esta capacidad para convertir a las células madre en un “súper ente” que sustituya células dañadas o enfermas y permita la reconstitución de tejidos o de órganos.

En teoría, es posible usar células madre para crear tejido sano que sustituya al dañado por un trauma o afectado por una enfermedad.

Entre los males que se podrían tratar con terapias de células madre figuran el mal de Parkinson, el Alzheimer, enfermedades coronarias, derrame cerebral, artritis, diabetes, quemaduras y daños en la médula espinal.

Igualmente esas células podrían ser útiles para probar los efectos de fármacos experimentales.

Se espera, además, que su estudio aporte información sobre cómo se desarrollan los tejidos y cómo evolucionan las enfermedades.

¿Hay varios tipos de células madre?

Sí. Los especialistas estiman que las más útiles son las que proceden de los tejidos embrionarios.

Entre los males que se podrían tratar con terapias de células madre figuran el mal de Parkinson, el Alzheimer, enfermedades coronarias, derrame cerebral, artritis, diabetes, quemaduras y daños en la médula espinal

Esto se debe a que son pluripotentes: pueden llegar a formar cualquier célula plenamente diferenciada del organismo.

Las células madre también se encuentran en organismos adultos. Su función es mantener el organismo en un estado saludable y reparar daños.

Se estima que el potencial de estas últimas para convertirse en otro tipo de célula es más limitado que el de las embrionarias. No obstante, hay evidencias de que pueden ser relativamente variables.

¿Se les puede cultivar en laboratorio?

Grandes números de células madre embrionarias pueden ser generados relativamente fácil en un cultivo de laboratorio.

Según los críticos, se trata de embriones humanos, con su consiguiente potencial para desarrollarse, por lo cual no es ético utilizarlos con fines investigativos y luego destruirlos

Sin embargo, las células madre adultas son raras en tejidos maduros y la ciencia aún busca modos para cultivarlas en laboratorios en cantidades suficientes.

Este aspecto es vital si se tiene en cuenta que se necesitan grandes cantidades de células para las terapias.

Las células adultas tienen, no obstante, una ventaja: teóricamente se pueden tomar de un paciente, cultivarlas en laboratorio, y luego regresarse al organismo sin que el sistema inmunológico las rechace.

¿Por qué la controversia?

Hay una campaña muy activa en contra del uso de células madre embrionarias.

Esas células proceden en general de embriones de sólo cuatro o cinco días creados en laboratorios, que constituyen apenas un grupo microscópico de células.

Luego de una década de estudios con financiamiento tanto público como privado no se han conseguido los éxitos que se esperaban, dicen los detractores

Pero las voces críticas alegan que, creados en laboratorios o no, se trata de embriones humanos, con su consiguiente potencial para desarrollarse, por lo cual no es ético utilizarlos con fines investigativos y luego destruirlos.

Agregan que luego de una década de estudios con financiamiento tanto público como privado no se han conseguido los éxitos que se esperaban.

Se refieren igualmente a potenciales problemas como la aparición de tumores que se han visto en pruebas con animales.

Ellos defienden el uso de células madre provenientes de tejidos adultos.

¿Preocupa que haya efectos negativos en la aplicación de terapias de células madre?

Sí. Algunos investigadores temen que las terapias pasen virus o causen enfermedades a los pacientes.

Hay una temor particular de que células que son actualmente cultivadas con el uso de nutrientes tomados de fuentes de origen animal puedan albergar enfermedades que se transmitan a los seres humanos.

También hay temores de que células madre se vuelvan cancerosas.

Enlace a esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *