Conviviendo con un enfermo de alzheimer

La mayoría de las personas relaciona el alzheimer con la pérdida de la memoria; sin embargo, existen otros síntomas de dicha patología que aumentan a medida que pasa el tiempo. El alzheimer también se caracteriza por un deterioro con respecto al control de las emociones, la coordinación de los movimientos, y, la adaptabilidad y adecuación al entorno.

Es la forma mas común de demencia, y, afecta aproximadamente a 36 millones de personas en el mundo.

Los primeros síntomas del alzheimer, son frecuentemente desapercibidos por los cuidadores o los seres queridos del enfermo. En un gran número de ocasiones, los olvidos, la desorientación, y, la pérdida del lenguaje y percepción, se confunden con signos típicos del envejecimiento.

Cuando un individuo es diagnosticado con alzheimer, inicia un proceso supremamente difícil tanto para el enfermo como para sus familiares y cuidadores.

Convivir con una persona con alzheimer no es una situación fácil de afrontar. A medida que la enfermedad progresa, se manifiestan los desajustes físicos, anímicos y psicológicos del enfermo.

Para la familia del enfermo, es doloroso ver a su ser querido en las condiciones en las que se encuentra. A medida que avanza la enfermedad, el enfermo se vuelve dependiente —casi en su totalidad— de la persona a su cargo.

Muchos de los seres allegados al enfermo, pueden experimentar impotencia, culpa, y, depresión a medida que ven el deterioro del paciente. Es necesario, que la familia tenga en cuenta que el alzheimer es una enfermedad irreversible, y, que no existe tratamiento curativo hacia ella.

Al cuidar y convivir con este tipo de pacientes, es importante que sus cuidadores se cuiden a sí mismos. Muchos de los seres allegados al enfermo, se descuidan a sí mismos por entregarse totalmente al cuidado del paciente.

Es importante resaltar, que dichas conductas solo generan más dolor e impotencia en el cuidador, y, que por lo contrario, hacen más difícil la convivencia con el enfermo. Para cuidar a alguien, se necesita estar bien en todas las esferas de la vida de un ser humano. Es importante, que los cuidadores y/o familiares de enfermos de alzheimer, cuiden y mantengan su bienestar y equilibrio físico, psicológico, y, social.

En conclusión, existen muchísimas indicaciones que optimizan la convivencia con los pacientes de alzheimer; sin embargo, es importante que los cuidadores tengan en cuenta que no es una situación fácil de afrontar, y, que el cuidado de ellos mismos es fundamental a la hora de velar por alguien más.

Para los seres queridos, es a quienes más se les dificulta convivir con este tipo de pacientes; es por esto que es importante mantenerse informado sobre la enfermedad y sus avances, contar con herramientas y estrategias que optimicen la convivencia, y, pedir ayuda cuando sea necesario.

Recomendaciones:

• Mantener la calma en los momentos de angustia e incluso de agresividad por parte del enfermo. Dichos episodios, aparecerán de forma constante y momentánea.
• Contradecir al enfermo de alzheimer solo generará discusiones e irritabilidad; por lo contrario, en el momento en el que se inicie una discusión, lo ideal es cambiar de tema de conversación a uno que sea del interés del enfermo.
• Propiciar un entorno relajado.
• Al dirigirse a un enfermo de alzheimer, se deben evitar los gritos, y hablar en un tono de voz tranquilo con un nivel de volumen adecuado.
• Orientarle diariamente en la fecha, el lugar en el que se encuentra, los nombres de los familiares, entre otros datos.
• Crear rutinas y seguirlas de forma constante; las rutinas, ayudan al enfermo a orientarse en tiempo y espacio.
• No cambiar las cosas de sitio para no desorientar al enfermo.
• Utilizar un vocabulario que se adapte a su nivel educativo y a su capacidad de entendimiento en función de la etapa de la enfermedad en que se encuentre.
• Tener en cuenta que el atardecer es uno de los peores momentos para el enfermo puesto que se desorienta con mayor facilidad.
• Se deben adoptar medidas destinadas a evitar caídas y accidentes.

Fuente…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *