Cuándo la pérdida de memoria se convierte en una preocupación

Señales de demencia
• Cambio de la personalidad. Una persona alegre que se vuelve cada vez más irritable.
• Cambios de hábitos en el aseo personal. Una persona que tiene un aseo normal de pronto deja de prestar atención a la apariencia y puede parecer descuidado. Esto es, frecuentemente, una primera señal de problemas de demencia.
• Aumentos en caídas, problemas de visión.
• Problemas de lenguaje, como tartamudeo.
• Problemas de funcionamiento tal como el no pagar cuentas en las que estabas al día en el pasado; no poder hacer un trabajo que antes podía hacer si problemas.
• Depresión y aislamiento social.
• Manifestaciones físicas tales como dolores de cabeza, adormecimientos y debilidad durante períodos de pérdida de memoria. Otras razones que pueden provocar lapsos de memoria
• Medicamentos. Hay efectos secundarios de muchos medicamentos que pueden causar dificultad cognitiva, tales como medicamentos para la presión, algunas estatinas para el colesterol o antiansiolíticos. Dígale a su médico todos los medicamentos que toma ya que pueden afectar la memoria.
• Los problemas de tiroide pueden afectar el cerebro y los problemas cognitivos pueden ser señal de un mal funcionamiento de la tiroide.
• Un golpe.
• Consumo de alcohol.
• Estrés crónico en el hogar o el trabajo puede alterar las funciones cognitivas.
• El envejecimiento normal.
Howard Cohen
hcohen@MiamiHerald.com

———————————————————————————————————————————————————

La preocupación es real dado que el número de casos reportados 5.4 millones de norteamericanos viven hoy día con Alzheimer y uno de cada ocho norteamericanos de 65 años o más padecen de este incurable desorden de la memoria y las muertes por Alzheimer aumentaron en un 66 por ciento entre el 2000 y el 2008.

¿Cuándo una persona debe preocuparse de que pueda tener Alzheimer u otro desorden de demencia?

“Esa es una pregunta difícil”, dice Clinton Wright, director científico del Instituto McKnight Brain en la Universidad de Miami. Cita un chiste sobre el esposo que va a la tienda después de recibir que su esposa le pide que compre leche. Regresa a la casa y su esposa pregunta, “¿Compraste la leche?” Si su respuesta es que sencillamente olvidó comprar la leche pero tal vez compró otros artículos, entonces esto probablemente no es un problema. Pero si su respuesta es “¿Qué leche?”, esto podría ser una señal de incapacidad cognitiva leve, (Mild Cognitive Impairment, MCI por sus siglas en inglés).

O quizás no.

“Eso le puede pasar a cualquiera”, dice Wright, “especialmente si no estás prestando atención”.

No todo el que es diagnosticado con MCI va a desarrollar Alzheimer. Sin embargo, aquellos que padecen MCI tienen un mayor riesgo de desarrollarla.

“El envejecimiento normal en las personas se nota, sobre todo, en el tiempo de reacción y en lo que llamamos ‘senior moments’ u olvidos de la edad. Estás hablando y olvidas el nombre de alguien y luego lo recuerdas. Eso es un tipo normal de envejecimiento. Quizás no reaccionas tan rápidamente pero, al final, llegas”, dice el Dr. Allan Herskowitz, jefe de neurología en el Baptist Hospital.

“Algunas veces la memoria no es tan aguda pero, generalmente, no alcanza el umbral de alguien que tiene pérdida de memoria reciente y que comienza a afectar su vida diaria”, añade el Dr. David Loewenstein, profesor de psiquiatría de la Universidad de Miami. “En los últimos años ha cambiado lo que se considera pérdida normal de memoria a causa del envejecimiento y lo que se pensaría como un proceso temprano de demencia como el Alzheimer”, dice la Dra. Elizabeth Crocco, directora médica de la Clínica de Desorden de Memoria de la Universidad de Miami.

“Si una persona tiene una larga conversación con alguien y olvida totalmente que tuvieron esa conversación, o si una persona se repite demasiado y hay un patrón de repeticiones que interfiere con su vida, entonces hay que preocuparse”, explica la especialista. Estos síntomas de lapsos de la memoria no deben estar acompañados de condiciones físicas, dice Herskowitz. Síntomas de un caso más serio de pérdida de memoria incluye dolores de cabeza, pobre sintaxis y cambio en los hábitos de cuidado personal hacia lo peor son, frecuentemente, las primeras señales. Incluso un cambio en el modo de caminar. “Estas son señales que los neurólogos buscamos”, dice Herskowitz. “Esas señales son patológicas y pueden ser indicios de un derrame, un tumor u otras cosas”.

Pulse Aquí a la Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *