Descubren proteína de la sangre vinculada al Alzheimer

…….
por Reuters – 06/07/2010

Investigadores del Instituto de Psiquiatría del King’s College London dijeron que, si bien los médicos están a cinco años de poder usar el descubrimiento para un test que identifique la enfermedad, el hallazgo es un gran paso.

El Alzheimer es la forma más común de demencia, una condición degenerativa que afecta a alrededor de 35 millones de personas en todo el mundo y, a pesar de décadas de investigaciones, los médicos aún tienen pocas herramientas efectivas para tratarla. Los fármacos pueden aliviar algunos de los síntomas por un tiempo, pero los pacientes gradualmente pierden la memoria y la capacidad de manejarse y cuidarse a sí mismos.

El equipo usó una técnica llamada proteómica, que analiza las proteínas, para conducir dos estudios de “fase de descubrimiento” en 95 pacientes con señales iniciales de la enfermedad. Los resultados fueron publicados en la revista Archives of General Psychiatry.

“Hallamos que esta proteína clusterina había aumentado en la sangre hasta 10 años antes de que las personas tuvieran signos del Alzheimer en sus cerebros”, dijo Simon Lovestone, que lideró el estudio. “E incluso cuando tuvieron señales de la enfermedad, aún no tenían síntomas clínicos del desorden. Por eso, esto sugiere que es un cambio muy, muy temprano que ocurre en las personas que van a sufrir la condición”, agregó.

Lovestone dijo que era importante enfatizar que aún falta mucho trabajo para lograr un test de uso común en las clínicas, pero opinó que en el futuro este tipo de técnica podría convertirse en parte del enfoque para hallar señales tempranas de la enfermedad. Se prevé que el número de personas con demencia aumentará exponencialmente en las próximas décadas a medida que envejece la población mundial.

“Creemos que este es el primer paso para encontrar un test prodrómico o preclínico para la enfermedad”, dijo Lovestone. Se trata de una prueba que puede detectar señales muy tempranas de una condición antes de que aparezcan síntomas específicos. “Si miro hacia el futuro, esos test podrían ser usados como parte de un proceso en etapas. Me imagino que primero las personas se harían un análisis de sangre y que aquellos que tengan niveles altos de clusterina deberían someterse a investigaciones más intensivas”, explicó.

Lovestone dijo que el próximo paso, que podría llevar alrededor de un año, sería desarrollar un mejor test, debido a que el que usaron para el estudio no sería apropiado para una clínica.

“Una vez que hayamos diseñado un test mejor, tenemos que estudiar a grupos más grandes de personas para ver si nuestros resultados se repiten”, agregó. “Todo ese proceso llevará entre tres y cinco años”, puntualizó.

Pulse Aquí a la Noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *