El Alzheimer se ha convertido en un “verdadero problema de salud pública” en Venezuela

La enfermedad de Alzheimer se ha convertido en un “verdadero problema de salud pública” en Venezuela.

Durante una conferencia dirigida a los periodistas, el psiquiatra Alberto Mendoza estimó que en el país hay alrededor de 150 mil personas con el padecimiento y que la cifra aumentará “notoriamente” en los próximos años por el envejecimiento de la población.

Apuntó que no todos los casos son diagnosticados y recalcó la necesidad de que las personas estén atentas a los síntomas primarios para acudir al médico como las fallas en la memoria de hechos recientes, la desorientación espacial, y las dificultades para la concentración y la realización de las tareas habituales.

Dijo que la mejor prevención contra la enfermedad es mantener un estilo de vida apropiado, “con una mente activa y la práctica de actividades deportivas”. También recomendó que los individuos mantengan proyectos de vida, una dieta baja en grasas y mantener una relación de pareja, o adoptar una mascota para evitar laAlzheimer soledad.

Según Mendoza, hay factores de riesgo que aceleran la enfermedad como la hipertensión, la diabetes, el aumento del colesterol y de los triglicéridos, el sobrepeso, el tabaquismo y el alcoholismo.

El psiquiatra advirtió que no se ha demostrado la utilidad de los llamados oxigenantes cerebrales en el tratamiento del Alzheimer. Aseveró que los tratamientos son muy costosos y que los pacientes requieren de cuidados las 24 horas.

ENVEJECIMIENTO DEL CEREBRO

El psiquiatra refirió que hace 30 años “se hablaba que las personas que tenían cambios en sus funciones cognitivas vinculados con la edad, como fallas en la memoria y en el lenguaje, padecían de arterioesclerosis o demencia senil.

Luego, “se aclaró que la arterioesclerosis o endurecimiento de las arterias no era la causa” de la pérdida de capacidades cognitivas: “Lo que realmente ocasionaba que las personas perdieran facultades mentales era una enfermedad degenerativa del cerebro, es decir, se iban enfermando y progresivamente muriendo las neuronas”.

Explicó que sí existen algunas demencias que se originan por factores vasculares, pero no por el endurecimiento de las arterias.

Indicó que la causa más frecuente para padecer de demencia es la enfermedad de Alzheimer: “Cuando decimos que alguien tiene una demencia significa que esa persona tiene una pérdida de facultades cognitivas, que generalmente es de tipo progresivo”.

Señaló que muchas enfermedades ocasionan demencia. Cuando se habla de demencia senil indica que el padecimiento comenzó después de los 65 años.

Informó que el 70% de los casos corresponden a la enfermedad de Alzheimer. Y mientras más tarde aparezca, más benigna será: “Esta es una enfermedad que aunque tiene algunos elementos de vulnerabilidad genética, se vincula mucho con los cambios que ocurren en el cerebro” a medida que avanzan los años: “Mientras más viejo, el cerebro envejece” lo que favorecería la aparición de Alzheimer.

“La enfermedad es habitualmente senil, empieza después de los 65 años, pero hay casos preseniles que aparece a los 40 años. Cuando comienza en edades tempranas, está más vinculada con lo genético, y tiene un deterioro más rápido y una evolución más negativa”.

Aclaró que no todas las personas que tienen fallas en la memoria van a desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

Situaciones emocionales, como el fallecimiento de un ser querido, o padecimientos como la neumonía, pueden acelerar la aparición de Alzheimer: “Los estudios de resonancia magnética funcional, de imágenes cerebrales muestran que los cambios que causan la enfermedad empiezan a ocurrir 20 años antes de que la enfermedad se manifieste”.

Dijo que estos estudios son costosos y usualmente no se aplican, solo en los pacientes que manifiestan los primeros síntomas. Recalcó que los tratamientos que actualmente se suministran no son curativos, es decir, no revierten los cambios que ya ocurrieron en el cerebro, sino que “enlentecen el curso de la enfermedad, mejoran parcialmente algunos síntomas, mejoran la calidad de vida del paciente”.

Comentó que si en una familia se presentan varios casos de Alzheimer, aumenta la vulnerabilidad de la persona: “Si hay una vulnerabilidad genética, pero no es una situación que no tiene escapatoria”.

TAMBIÉN AFECTA A LA FAMILIA

Alberto Mendoza explicó que el Alzheimer afecta no solo al paciente, sino a la familia porque todos sus miembros deben cambiar su estilo de vida: “Produce un agotamiento, el cuidado permanente hace que uno se descuide y centre su vida a atender exclusivamente a esa persona. Afecta muchísimo al entorno familiar”.

Indicó que para el diagnóstico se aplica la prueba genética denominada ApoE, que actualmente no se realiza en Venezuela por falta de material.

Indicó que el Alzheimer aparece cuando mueren las neuronas: “Se deposita una proteína anormal que es tóxica y va rompiendo las conexiones entre las neuronas, hasta matarlas. Se trata de la proteína beta amiloide”.

Informó que el día mundial del Alzheimer se conmemora hoy. En el Hospital J.M. de los Ríos se realizará una conferencia el 26 de septiembre, a las 9:00 am. A las charlas puede asistir el público en general.

T/ Janet Queffelec Padrón
F/ Miguel Romero

Fuente: Diario El Correo del Orinoco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *