El cerebro también se atrofia si no se utiliza

“No existe peor cosa para la mente que jubilarse”, dice Jesus Dávila, Neurólogo. Jubilarse no es excusa para dejar de pensar. También es útil aprender
EL UNIVERSAL
lunes 23 de abril de 2012

El cerebro, como cualquier órgano, se atrofia si no se utiliza. Dejarlo “ocioso” facilita la aparición de trastornos de memoria como el Alzheimer o la demencia senil progresiva.

La mejor manera de mantener a raya la pérdida de memoria es exigiendo al cerebro aprender cosas nuevas y participar en experiencias inéditas, no importa de qué traten los temas. Si esto se acompaña de un estilo de vida saludable, el resultado es aún mejor.

Según diversos estudios epidemiológicos, la enfermedad progresa más lentamente cuando se realizan ejercicios físicos, se tiene una dieta balanceada con escasas grasas y se convive en un ambiente con estímulos cognitivos y sociales”, expresó.

Insiste en que por esta razón entre otras es necesario llevar una vida sana, con poco estrés, con alimentación balanceada y ejercicio fìsico constante, lo que se traducirá en una mejor expresión de los genes a largo plazo. También recomendó mantener la mente activa a nivel laboral y en la vida cotidiana.

“No existe peor cosa para el trastorno cognitivo que jubilarse. El cerebro es como cualquier órgano, si no se usa se atrofia. Aunque se jubilen, siempre hay que aprender a hacer cosas nuevas, ser creativo. El amor, la sociabilización, la intelectualidad, la capacidad motora en la tercera edad es cerebral. No se debe dejar al cerebro apagarse y morir”, señaló Dávila.

Aunque hasta la fecha no se ha desarrollado ningún fármaco capaz de detener por completo o curar la demencia tipo Alzheimer, existen opciones como la rivastigmina que ayudan a mantener por más tiempo las capacidades cognitivas. La búsqueda de alternativas que faciliten la tarea de los cuidadores y mejoren la calidad de vida de los pacientes llevó a que, además de la presentación oral de este genérico, se produjeran también parches transdérmicos, que permiten la liberación continua del medicamento durante 24 horas. Esto es lo más novedoso al respecto.

El especialista en neurología explicó que con la terapia transdérmica de rivastigmina se puede graduar la dosis para ajustarla a las necesidades del paciente. También explicó que esta vía de medicación ofrece la ventaja de ser bien tolerada, minimiza los efectos gastrolesivos y facilita la tarea de los cuidadores, ya que sólo hace falta colocar un parche diario. De esta forma, es fácil verificar que el paciente está siendo medicado.

Pulse Aquí a la Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *