El diagnóstico precoz del Alzheimer puede estar en la médula espinal

11/08/10
………
Hasta el momento, el único modo de conocer si una persona sufría la Enfermedad de Alzheimer, con total seguridad, era después del fallecimiento, una vez se realiza la autopsia. Ahora, investigadores estadounidenses han descubierto una forma de detectar el Alzheimer mucho antes de que aparezcan los síntomas propios de la enfermedad.

El estudio, encabezado por John Trojanowski de la Universidad de Pensilvania, mostró que en el 90 por ciento de los Pacientes con Alzheimer en los que se analizó el liquido de su médula espinal se detectó una acumulación significativa de Beta Amiloide (Aß), una proteína tóxica relacionada directamente con el desarrollo de la enfermedad. En los pacientes con una pérdida de memoria leve se detectaron niveles de Beta Amiloide (Aß) en el 72 por ciento, y en un 36 por ciento de los pacientes examinados que aún no habían desarrollado ningún problema cognitivo. En el estudio se incluyeron a más de 300 pacientes de unos 70 años.

En el caso de los pacientes con un deterioro cognitivo leve que presentaron niveles significativos de Beta Amiloide, a los cinco años, todos habían desarrollado Alzheimer. Este hecho supone, según los investigadores, un gran avance en el diagnóstico y posterior tratamiento del Alzheimer, ya que son numerosos los expertos los que aseguran que el Alzheimer comienza ha desarrollarse hasta diez años antes de que aparezcan los primeros síntomas, y cuando estos lo hacen, ya es demasiado tarde para salvar al Paciente. De este modo, el análisis del líquido de la médula espinal podría convertirse en un método cien por cien fiable de diagnóstico de la enfermedad, e incluso capaz de predecir su aparición aquellos que aún no han desarrollado los síntomas.

Poder determinar si una persona sana podrá padecer Alzheimer es uno de los grandes retos de la medicina, y parece que el análisis del líquido de la medula espinal tiene la respuesta. Sin embargo, muchos son los expertos que discrepan, tanto en la fiabilidad del test, como en los problemas que puede generar su realización.

Por el momento está clara la relación del Beta Amiloide (Aß) y el tau, una proteína microtubular que abunda en las neuronas y se acumula en las células nerviosas muertas y agonizantes del cerebro, y el desarrollo del Alzheimer en Pacientes con un deterioro cognitivo leve o moderado. En lo que discrepan los expertos es si la presencia de estas proteínas están relacionadas directamente con la enfermedad en Pacientes sanos, o son simplemente factores de riesgo, como lo son los niveles altos de colesterol.

Otro problema que plantea la prueba es la obtención del líquido de la médula espinal. El procedimiento implica la puesta de una aguja en el espacio espinal y la retirada de una pequeña cantidad de fluido, pero no es excesivamente peligroso ni doloroso, aseguran los expertos. Y por otro lado, han surgido las primeras preguntas acerca de qué Pacientes y a qué edad se debería realizar la prueba.

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad progresiva y degenerativa del cerebro que destruye gradualmente la memoria y la capacidad de aprendizaje, la razón, la capacidad de hacer juicios, la comunicación y la capacidad de cumplir con actividades diarias. La enfermedad de Alzheimer y otras demencias afectan aproximadamente a 35,6 millones de personas en el mundo, un número que se espera que se doble cada 20 años, alcanzando los 65,7 millones en 2030.

Pulse Aquí a la Noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *