El mal del Alzheimer, cuánto sabemos en Bolivia

Enlace al artículo

(imagen: cerebro de una persona normal y la de una persona con alzheimer)

La enfermedad del Alzheimer es considerada como la demencia más común, por la pérdida irreversible de las capacidades intelectuales, incluyendo la memoria, la facultad de expresarse y comunicarse adecuadamente, de organizar la vida cotidiana y de llevar una vida familiar, laboral y social autónoma. Conduce a un estado de dependencia total y finalmente a la muerte, siendo los allegados al paciente quienes sufren, junto a éste, una carga emocional y económica muy difícil.

En casi todos los países del mundo, hace varias décadas se han ido creando asociaciones de familiares y afectados por este mal, con el fin de apoyarse entre todos para asumir problemas psicológicos, seguridad, nutrición, medicación, asistencia médica multidisciplinaria, cómo manejar tensiones, depresión, etc. Estos colectivos realizan talleres de capacitación a los cuidadores, que generalmente son esposos y/o esposas, hermanos, hijos, nietos, etc., con una atención que requiere las 24 horas del día.

Por otro lado, a medida que el mal que es irreversible va progresando, las necesidades son también mayores, haciéndose necesarias otras vituallas como pañales, sillas de ruedas, guantes, etc. Además, de otros cuidados adicionales

(imagen: La persona con alzheimer pierde sus capacidades cognitivas)

El Alzheimer no tiene cura, y tampoco es parte del natural envejecimiento, sino que es una enfermedad denominada demencia, que en términos médicos es un síndrome caracterizado por un deterioro global de las funciones cognitivas, de carácter orgánico, que origina una desadaptación social del paciente, sin alteración del nivel de conciencia y ataca generalmente a adultos mayores por encima de los 65 años, aunque esta no es una regla puesto que personas menores también pueden sufrir el mal.

No hay medicación que cure pero si existen fármacos paliativos, y se vienen haciendo estudios, siendo el segundo mal más investigado luego del vih sida.

Lamentablemente en Bolivia, no se tienen datos sobre el diagnóstico de cuántas personas están sufriendo la enfermedad de Alzheimer; caracterizándonos además, por la desinformación, considerándose erróneamente como síntomas propios de la vejez, aspecto que repercute en la quienes la padecen.

Recientemente, y con el fin de encarar el problema, se ha fundado la Asociación Alzheimer Bolivia – Capítulo Cochabamba, que pretende emular, tal cual se hace en varios países del mundo, la experiencia de un trabajo conjunto entre paciente, familiares y voluntarios, teniendo como objetivo mejorar la calidad de vida de abuelos, abuelas, padres y madres víctimas del Alzheimer, y por ende apoyar efectivamente a quienes están a su cargo.

Mayor información:

Asociación Alzheimer Bolivia – AAB / Capítulo Cochabamba
asociacionalzheimerbolivia.blogspot.com
e-mail: aab@bolivia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *