Es posible prevenir …sigue 20.05.09

……
La creación de la Unidad de Ictus refuerza el llamamiento que vienen haciendo los neurólogos a la población en torno a la importancia de un diagnóstico y tratamiento precoces y del control de los factores de riesgo. «Debemos insistir en que es posible actuar», asegura el doctor Martí Massó. Pero, ¿de qué manera?
El accidente cerebrovascular se produce bien por obstrucción del flujo sanguíneo (isquemia) bien por rotura de un vaso (hemorragia). Las principales causas de la isquemia son la hipertensión arterial, la arterioesclerosis y las embolias de origen cardiaco (éstas en muchos casos debidas a arritmias) que un buen número de pacientes previenen mediante un estricto tratamiento con Sintrón. Causa de hemorragia es también la hipertensión arterial, así como la angiopatía amiloide, una afección relacionada con la edad avanzada y el Alzheimer que fragiliza las arterias mediante la acumulación de la proteína amiloide.
Conocidas las causas, es posible actuar en la prevención de los factores de riesgo. Sobre la edad, la herencia y las condiciones genéticas no se puede intervenir, pero sí en la hipertensión arterial, la diabetes, la anticoagulación de las arritmias, el aumento del colesterol, el hábito de fumar, el sedentarismo y la apnea del sueño. El control de estos factores permite disminuir o retrasar la aparición del ictus «de una forma significativa».

Enlace a esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *