Estudio sobre omega-3 y Alzheimer fue tergiversado por los medios

MUNDIAL
Thursday, November 11, 2010.
………..
Varios medios de prensa publicaron la semana pasada artículos que sugieren que los suplementos del aceite omega-3 no aportan beneficios para los pacientes que padecen Alzheimer.

La noticia fue difundida tras la publicación del estudio “Docosahexaenoic Acid Supplementation and Cognitive Decline in Alzheimer Disease: A Randomized Trial” (Suplementos del ácido docosahexaenoico y el deterioro cognitivo en la enfermedad de Alzheimer: un ensayo aleatorio) en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA). En el estudio, los investigadores concluyeron que “los suplementos con DHA, en comparación con el placebo, no disminuyen la tasa de deterioro cognitivo y funcional en los pacientes la enfermedad de Alzheimer en un estadio leve a moderado”.

Pero en el estudio no se utilizó aceite de pescado. De hecho, indica con claridad que la investigación se llevó a cabo con aceite de algas (que sólo contiene DHA, mientras que el aceite de pescado contiene EPA y DHA).
Aceite de pescado. (Foto: Ocean Nutrition Canada)

Los resultados del estudio no fueron informados correctamente en algunos medios, con títulos y contenidos ambiguos e imprecisos que generaron confusión.

“Es decepcionante que los medios interpreten mal los hechos. Como ejemplo, muchos utilizan ilustraciones con cápsulas de aceite de pescado y recurren a titulares imprecisos para captar la atención, como “El aceite de pescado no demora el desarrollo del Alzheimer” cuando es muy claro que el producto utilizado en el estudio fue aceite de algas”, señaló Robert Orr, presidente de Ocean Nutrition Canada.

Ya se planteó hace tiempo que el omega-3 EPA y DHA influyen para mejorar el desempeño cognitivo. Este estudio nuevo sugiere que el DHA solo no parecer ser la solución.

Debería destacarse que, hasta la fecha, la mayoría de los estudios sobre el Alzheimer y los ácidos grasos omega-3 con resultados favorables implican el consumo de pescado o aceite de pescado.

Un estudio bien diseñado debería incluir productos del aceite de pescado con niveles altos de EPA y un contenido equilibrado de EPA y DHA. Si bien el DHA es el componente principal del cerebro, no debería concluirse de manera automática que otros ácidos grasos no tienen una función potencial en el desempeño cognitivo.

También debería remarcarse que el estudio nuevo se realizó con pacientes que ya padecían la enfermedad de Alzheimer. Por lo tanto, sería difícil, o bien imposible, evaluar si no hay cura para esa enfermedad, desafortunadamente.

Con todo, hay un importante volumen de estudios que investigan el consumo de ácidos grasos de pescado y los suplementos con aceite de pescado que respaldan los posibles beneficios del EPA y DHA para mantener la salud cognitiva. La mayoría sugiere hasta hoy que la intervención es más efectiva en las primeras etapas del deterioro cognitivo o incluso antes de que se observen los síntomas.

Muchos opinan que la falta de consumo de omega-3 EPA y DHA tal vez sea la mayor deficiencia dietaria en la dieta occidental. Tanto es así que las Autoridades de Salud Pública de la Unión Europea establecieron recientemente un Valor Dietario de Referencia (DRV) de 250 mg por día de EPA y DHA.

También se publicaron recientemente declaraciones positivas sobre los beneficios del EPA y DHA para la salud. Además, se espera para diciembre el lanzamiento de la actualización de los Lineamientos Dietarios para los Americanos, que incluirá ingestas diarias recomendadas de aceites grasos de pescado, equivalentes a 250 mg de EPA y DHA.

Pulse Aquí la Noticia target=

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *