Gaona: El estrés crónico es terrible para el deterioro del cerebro

Sostuvo que a través de los factores de riesgo para Alzheimer y otras demencias; han confirmado que de haber actuado diez o 15 años antes, hoy las personas tendrían mejores condiciones de vida porque “hay un factor que es más terrible para el cerebro incluso, peor que el Alzheimer y ese es el estrés crónico”
Aclaró que su objetivo no es quitar el estrés sino cuestionar a la población a cada momento, si vale la pena perder neuronas por eso.
“Siempre que se habla de cerebro se piensa en intelecto, pero el cerebro es todo: es amor, generosidad, respeto, interés por los demás, memoria, toma de decisiones en la vida, la palabra adecuada, fe esperanza, felicidad, libertad. Si cuidamos el cerebro desde hoy, vamos a ser mejores personas en el futuro, de manera que si se cuida ese órgano para que no te de un ACV, también lo cuidas para disfrutar del presente”
Por ello, el especialista advirtió que si el cerebro se aísla, también se deteriora. Recomendó vivir activos en forma física, mental y espiritualmente.
El ejercicio físico es increíble para el cerebro, todo lo que hagas físicamente, cuida tus neuronas incluso, las recién fabricadas, mejoras la transmisión entre ellas, que es la actividad llamada sinapsis y además, cada vez que haces actividad física, mejoran todos tus neurotransmisores con dopamina que te da motivación, iniciativa, creatividad, deseos de vivir; acetilcolina: que te da memoria y aprendizaje, adrenalina que te mantiene despierto, serotonina que mejora tu estado de ánimo, te quita ideas obsesivas y aberrantes; endorfinas que te dan sensación de placer”
En ese sentido, sostuvo que la recomendación del ejercicio físico puede ser tan sencillo, como caminar cinco minutos o cualquier otra actividad más estructurada como nadar e ir al gimnasio.
Además, para el ejercicio mental recomendó juegos de mesa, bingo, ludo, monopolio, sudoku, sopa de letras, leer, compartir lecturas, la música (lo primero que el cerebro adquiere y lo último que pierde), cantar, bailar (solo, acompañado o en bailoterapia) y la actividad espiritual, porque la meditación es increíble para el cerebro según Gaona, solamente inspirar y expirar tres veces ya marca un cambio
“Si en el momento que trabajas espiritualmente le deseas el bien a los demás, que es lo que se llama compasión eso no se vende en farmacia y tampoco debe definirse como lastima; sino como el sincero deseo de que los demás sean felices ya sean tus amigos o no, porque tu cerebro funciona aun mejor”.

Fuente…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *