Investigadores están más cerca de encontrar diagnóstico al Alzhéimer

07 de junio de 2013

Investigadores están más cerca de encontrar diagnóstico al Alzhéimer
Apoyan la teoría de que un grupo de péptidos, denominados beta-amiloide, que se encuentran de forma natural en el cuerpo, son los principales contribuyentes de esta patología

Monterrey, México.- Investigadores españoles parecen haber dado un paso para encontrar una prueba de sangre que sirva para diagnosticar precozmente la enfermedad de Alzhéimer de acuerdo al trabajo publicado en The Journal of Alzheimer´s Disease.

El estudio realizado por la compañía española Araclon Biotech se apoya en la creciente investigación que sustenta la teoría de que un grupo de péptidos, los denominados beta-amiloide, presentes de forma natural en el cuerpo, que son los principales contribuyentes de esta patología.

A través de un proceso, hasta ahora poco claro para la ciencia, hay una acumulación de estos péptidos en el cerebro que durante un periodo de años causa problemas de memoria y otros síntomas asociados con la enfermedad.

El sueño de identificar y diagnosticar el Alzhéimer no es nuevo. Los investigadores buscan proteínas, péptidos, anticuerpos o lo que sirva para poder adelantarse a esta enfermedad. Éste no es el primer trabajo que persigue diagnosticar el alzhéimer con un sencillo análisis de sangre; en 2007, un equipo de EU y Europa realizó diversos estudios para remediar esta enfermedad pero no obtuvieron buenos resultados.

El equipo de Manuel Sarasa ha estado perfeccionando los test sanguíneos ABtest40 y ABtest42, para poder detectar cantidades muy pequeñas de dichos péptidos en sangre.

El investigador explica que su equipo ha sido capaz, gracias a la valoración de dos de los péptidos más importantes, beta-amiloide 40 y beta-amiloide 42 encontrados en tres niveles diferentes de la sangre que son: liberados en plasma, ligados a los componentes del plasma y ligados a las células sanguíneas, con esto se demostró una relación entre dichos niveles y la enfermedad.

Esto significa, explicaél, que se está cada vez más cerca de tener un biomarcador fiable y mínimamente invasivo para la enfermedad de Alzhéimer.

Título del enlace

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *