La ciudad tiene su primer club de ajedrez en 15 años

El club es una iniciativa del Maestro Nacional Ángel Matos
VENANCIO ALCÁZARES
JAVIER BRASSESCO | EL UNIVERSAL
domingo 29 de enero de 2012

Desde que el club Capablanca cerró en Santa Mónica hace más de 15 años, el ajedrez siempre ha tenido en Caracas un puesto marginal, pues aunque tiene miles de seguidores solo se ha practicado en calles y debajo de puentes. Y cuando recientemente se reestructuró el bulevar de Sabana Grande, el club de ajedrez al aire libre que tenía 33 años y era el más antiguo de la ciudad, fue expulsado con la promesa nunca cumplida de que sería reinstalado.

Ahora por fin los ajedrecistas vuelven a tener un club bajo techo y con todos los lujos y comodidades: mesas hechas especialmente con el tablero impreso, piezas Staunton 6 (las mismas en modelo y tamaño a las que se utilizan en las Olimpíadas de ajedrez), sillas de tela, 33 tableros y con la posibilidad no solo de jugar por apenas 10 bolívares la hora (5 más si se quiere alquilar un reloj digital) sino también de recibir clases.

El Maestro Nacional Ángel Matos es quien hizo posible este club ubicado en la parroquia San José, entre las esquinas de Socorro y Abanico: “Antes que cualquier cosa, yo soy un amante del ajedrez, un convencido de que el juego-ciencia tiene la capacidad de desarrollar la mente y fortalecer la toma de decisiones y pensamiento estratégico en la vida como pocas otras actividades humanas pueden hacerlo.

Dice que muchos ajedrecistas se privaban de llevar a sus hijos a los lugares donde se practica este juego porque muchas veces se trata de lugares no aptos para los más pequeños, pero que ahora se les ofrece esta posibilidad de un club de calidad y bajo techo y en donde además los niños podrán recibir clases de parte de un ajedrecista archiconocido como el Maestro Internacional Antonio Palacios, el también Maestro Internacional Juan Rohl, quien representó a Venezuela en cinco Olimpíadas de Ajedrez o Henry Tirado, entrenador del equipo de la USB.

Aunque el club (que también tomará el nombre de Capablanca en honor del único campeón mundial de esta disciplina de origen latinoamericano, el cubano José Raúl Capablanca, 1888-1942) nació de una iniciativa privada, Matos comenta que el mismo cuenta con el apoyo de la Federación, y que las eliminatorias para los juegos infantiles nacionales, que comienzan el 4 de febrero, se celebrarán aquí. El club albergará además dos torneos mensuales. El primero se celebró el domingo y contó con 64 participantes (40 se quedaron fuera).

Pero el objetivo final, señala Matos, es mucho más alto y más difícil en esta ciudad: dignificar el ajedrez.

Pulse Aquí a la Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *