LA NUTRICIÓN COMO FACTOR PROTECTOR EN LA ENFERMEDAD DEL ALZHEIMER

Julio 15 de 2009
….
Actualmente se estima que el número de personas que presentan esta enfermedad a escala mundial, oscila entre los 15 y 20 millones Aproximadamente. El 50% de ellos se encuentra en una edad comprendida entre los 65-69 años. La dieta debe adecuarse a la situación de la persona, debe ser variada y de sabor agrádale respetando al máximo el gusto del enfermo. Se deben elegir los alimentos que aporten la energía y nutrientes que necesita la persona. Las necesidades de energía en general no están disminuidas y en caso de ser pacientes con cuadros de agitación o que deambulan incluso pueden estar incrementadas. Como fuentes de hidratos de carbono se deben emplear cereales pastas legumbres verduras hortalizas y frutas. Estos aportan la fibra necesaria para evitar el estreñimiento y son una buena fuente de vitaminas.

En el caso de las grasas se deben utilizar preferiblemente las de origen vegetal frente a las de origen animal. La fuente de proteínas puede estar constituidas por carnes, pescados, lácteos, huevos e incluso por legumbres y cereales, aunque estos últimos aporten proteínas de menor calida.

Consumir alimentos ricos en grasos omega 3 (pescado y otras fuentes alimenticias) ya que se ha demostrado que consumirlo al menos una vez por semana reduciría el riesgo de sufrir de alzheimer.

Moderar el consumo de grasas saturadas, elegir de preferencia las grasas insaturadas como el aceite de oliva, el sacha inchi; que son más saludables.

Es necesario beber alrededor de 2.5 litros de agua al día.
Consumir verduras y frutas ricas en flavanoides (fresa, toronja, uvas, naranja, espinaca) ya que promueve la circulación sanguínea en el cerebro y el cuerpo.

Enlace a esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *