La Organización Mundial de la Salud ha declarado que el Alzheimer es una prioridad mundial de salud pública.

Pulse Aquí a Cumbre de la ONU reconoce la importancia de la demencia

Pulse Aquí a Informe Mundial Alzheimer 2011 muestra que el diagnóstico temprano del Mal de Alzheimer tiene beneficios de salud, financieros y sociales

El Alzheimer Hoy

Más de 35 millones de personas tienen Alzheimer en el mundo de hoy, y su creciente incidencia tiene una relación directa con el envejecimiento de la población. Para países como España, Japón, Italia y Alemania, los cuales tienen los mayores índices de envejecimiento en el mundo, este fenómeno es crucial y representa uno de los retos más grandes en el ámbito asistencial y de salud pública.

Actualmente el Alzheimer nos demanda más atención

El principal factor de riesgo para tener Alzheimer y otros tipos de demencia (demencia con cuerpos de Lewy, demencia fronto-temporal y demencia vascular) es la edad. Estadísticamente, el riesgo de desarrollar algún tipo de demencia es el doble cada 5 años después de los 65 años de edad. En el caso del Alzheimer, frecuentemente tiene un componente genético y hereditario

Población con Alzheimer

Actualmente se estima que el Alzheimer afecta a más de 800.000 personas en España, más de 3.2 millones en Europa y a 35.6 millones de personas en el mundo. Se espera que en el año 2030 hayan 65.7 millones, y en 2050 115.4 millones de personas con Alzheimer en el mundo. Actualmente, el 58% de los enfermos de Alzheimer viven en países con ingresos bajos y medios, aunque el porcentaje por país es más alto en Europa Occidental y Japón.

El costo que genera el Alzheimer y las demás demencias es muy grande. Según la asociación Enfermedad de Alzheimer Internacional (Az) el costo estimado del Alzheimer y otros tipos de demencia fue de 604 billones de dólares en 2010. El 70% de estos costos tuvieron lugar en Norte América y Europa Occidental. Si el cuidado del Alzheimer fuera un país, éste representaría la 18ª economía más grande del mundo. Incluso, el costo del Alzheimer genera más dinero que la empresa más grande del mundo (Wall-mart, la cual generó 414 billones en 2010).

La Organización Mundial de la Salud ha declarado que el Alzheimer es una prioridad mundial de salud pública. Se necesita más investigación y campañas de prevención y asistencia a enfermos, familiares y cuidadores. Somos concientes que aún hay poca comprensión de la enfermedad y poca identificación de otros factores de riesgo distintos a la edad.

Cuidadores del Alzheimer

En el sector de personas cuidadoras, aquellos que cuidan a una persona con Alzheimer u otra demencia son los que más situaciones de estrés viven en su vida cotidiana, son los que más tiempo invierten en el cuidado y los que más problemas sicológicos y emocionales tienen.

Para reducir la sobrecarga a la que se tienen que someter los cuidadores y familiares de personas con Alzheimer se han planteado globalmente 4 objetivos principales en el contexto del cuidado de las demencias, las cuales contribuirán a mejorar la situación social de este colectivo:
1. Incentivar estrategias de diagnóstico temprano
2. Optimizar la salud física, la estimulación cognitiva y las actividades ocupacionales en el paciente (especialmente para los diagnósticos tempranos)
3. Detección y tratamiento de síntomas de comportamiento y psicológicos desde un campo colaborativo y multidisciplinar
4. Proveer información y soporte a largo término para cuidadores y familiares

La persona con demencia necesita ser tratada con respeto y “grandes dosis” de paciencia y dignidad. En contraparte, el cuidador necesita a su vez, soporte y entendimiento. El cuidador también necesita ser cuidado. Cada caso de Alzheimer afecta más que a dos personas (el enfermo y su cuidador) porque usualmente el efecto de los cuidados afecta al entorno familiar. El impacto de la enfermedad se reduce, bien porque todo su entorno humano está capacitado para convivir con la influencia del Alzheimer, bien porque el afectado está en una residencia para mayores especializada. Sin importar el contexto, es claro que tanto cuidadores formales como informales tienen la necesidad de capacitación, para entender la naturaleza de los problemas que deben afrontar y de esa forma llegar a manejar las dificultades de comportamiento.

Aunque no hay un horizonte visible para la creación de una cura farmacológica para el Alzheimer, mucho se ha producido acerca de las terapias no farmacológicas y el trabajo del cuidador. Las intervenciones y aportaciones del cuidador en este aspecto están relacionadas con:

· Intervenciones psico-educativas, muchas de las cuales incluyen capacitaciones para los cuidadores.
· Terapias cognitivas y de comportamiento.
· Terapias alternativas (principalmente para el estado temprano y medio de la enfermedad) como musicoterapia, equinoterapia y arteterapia.
· Soporte para el cuidador, por ejemplo a través de programas de coaching
· Participación en programas de respiro para el cuidador

La mayoría de la veces los cuidadores combinan las anteriores estrategias. Pero lo más importante es generar dinámicas de colaboración y redes de apoyo e información para la población. Los esfuerzos en la prevención y en el diagnóstico temprano servirán para que, de cara al futuro, podamos atender mejor a las personas afectadas, disminuyendo el fuerte impacto que el Alzheimer y las demencias tienen en la sociedad.

Pulse Aquí a la Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *