La UJI investiga detección precoz Alzheimer a través resonancia magnética

……
Según han informado desde la UJI en un comunicado, el proyecto, incluido en el programa CENIT del Ministerio de Ciencia e Innovación, cuenta con un presupuesto de 27 millones de euros y un plazo de cuatro años.

La UJI participa en el proyecto como organismo asociado a la empresa Eresa, impulsora de MIND, con la que trabaja desde el año 2000 en el campo de la investigación a través de resonancia funcional.

El proyecto MIND empezó a funcionar en 2008 y desde el grupo de investigación de la Jaume I ya se ha presentado “una propuesta de protocolo de resonancia funcional que establece qué detalles técnicos hay que seguir para que en pacientes de Alzheimer se estudie mejor la memoria”, según explica el profesor de la UJI Vicente Belloch.

Los test desarrollados por los investigadores del Departamento de Psicología Básica, Clínica i Psicobiología de la Universitat Jaume I permiten someter a los usuarios a una serie de estímulos – a través de unos auriculares y unas gafas – mientras se les realiza una resonancia, con el fin de estudiar cómo su cerebro procesa este estímulo y cómo lo memoriza.

“Lo complejo en este caso es diseñar tareas que estimulen exactamente la memoria inmediata, la zona concreta del cerebro que quieres estudiar”, ha resaltado Belloch.

En un siguiente paso los investigadores aplicarán este protocolo a tres grupos: uno de control con personas de edad avanzada sanas, otro de personas con un deterioro cognitivo leve y un tercero de enfermos de Alzheimer, con el fin de “comparar cómo se estimula el lóbulo temporal ante las tareas que planteamos”.

El objetivo es contar con datos que, cruzados con otros que se están investigando dentro del proyecto MIND, posibiliten una detección precoz.

El presidente de la Fundación Eresa, el neurólogo José Miguel Lainez, ha explicado que de las personas que empiezan a presentar síntomas de pérdida leve de memoria “aproximadamente un tercio evoluciona hacia la enfermedad de Alzheimer y a día de hoy no sabemos muy bien cuáles van a ser”.

“El objetivo de estos estudios es poder predecir qué pacientes van a desarrollar Alzheimer con el fin de empezar a tratarlos antes”, ha añadido.

El problema, ha explicado Lainez, es que “los tratamientos actuales son poco efectivos porque empezamos a tratarlos muy tarde, en la última fase, son fármacos con un efecto sintomático pero no actúan sobre el proceso”.

El Alzheimer es una enfermedad que destruye tejido neuronal que no se puede regenerar, de ahí la importancia de una detección precoz que permita poder aplicar los fármacos que ya se están desarrollando y que van a fases más precoces con el fin de paralizar la progresión, “pero las terapias alcanzadas no van a poder aplicarse si no tenemos una selección correcta de los pacientes”, ha subrayado.

Los investigadores de la UJI también están trabajando en el desarrollo de una herramienta a través de la resonancia funcional que permita ver la forma y el volumen del hipocampo – estructura relacionada con el procesamiento de la memoria inmediata que es la primera que se ve afectada por la enfermedad de Alzheimer – con el fin de poder controlar su evolución y la eficacia de los tratamientos.

Actualmente existen en España alrededor de 400.000 enfermos de Alzheimer y está previsto que esta cifra se incremente ante el envejecimiento de la población. EFE 1010409

Enlace a esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *