Las tres fases que caracterizan la cruel enfermedad de Alzheimer

Hemos resumido el recorrido de un paciente de Alzheimer, a través de las fases que caracterizan a esta enfermedad. Vamos a recordar las etapas y las características más destacadas de cada una, especialmente para los lectores recientes.

La finalidad no es otra que tener claras y presentes estas señales, y de este modo poder intervenir rápidamente, si detectamos algunos signos en una persona cercana y en la fase inicial. Y conocer como se desarrolla la enfermedad y prepararnos para ello.

Fase I, Leve

– La persona comienza a darse cuenta de que su memoria falla. Puede olvidar cosas cotidianas no importantes. Puede disimularlo y no querer hablar de ello.

– Encuentra dificultades, que no tenía antes, para aprender cosas nuevas.

– Puede mostrar alguna dificultad para hacer operaciones de cálculo o escribir.

– Se puede manifestar una desorientación leve, tanto temporal como espacial; puede no saber, en un momento dado, dónde está o que día es.

– Incluso en personas de amplia cultura puede presentarse la incapacidad de dar con una palabra concreta. Esto produce que la persona comience a expresarse a través de frases cortas y sencillas.

– Realizar una cuenta hacia atrás desde 20, de 2 en 2, le supone una dificultad.

– Aparecen pequeños cambios en su humor habitual y en su carácter.

Fase II, Moderada

– La desorientación espacial-temporal ya se manifiesta importante. La persona no reconoce los lugares habituales y pierde la noción del tiempo, llegando a no saber si es de día o de noche.

– Su capacidad de aprendizaje se ve muy mermada, nuevas tareas muy sencillas le resultan complicadas.

– La escritura empeora manifiestamente y el lenguaje se empobrece.

– No reconoce a personas cercanas, lugares muy conocidos, objetos cotidianos y puede llegar a no reconocer su propia imagen.

– Las actividades de la vida diaria le suponen una importante dificultad.

– Pueden presentarse importantes alteraciones del sueño y/o alucinaciones.

– Aparece la incontinencia urinaria.

– El carácter se altera notablemente presentando comportamientos impredecibles y pudiendo darse episodios de agitación, fobias y/o agresividad.

Fase III, Grave

– La pérdida de noción temporal y espacial es completa. No sabe ni cuando, ni dónde está.

– Le resulta imposible reconocer su propio cuerpo, pierde totalmente el control de sus sensaciones físicas: frío o calor, seco o húmedo, hambre o sed.

– El lenguaje muestra muy serias dificultades, pudiendo presentarse la incapacidad total de expresión hablada.

– El cálculo hacia atrás desde 10, y de 1 en 1, puede ser imposible de realizar.

– El movimiento se ve gravemente afectado, llegándose a la inmovilidad completa.

– La memoria queda anulada, sólo se mantiene la memoria afectiva. Reconocerá el afecto aún cuando no sepa quién es él que se lo brinda.

– Puede llegar a una desconexión total de la realidad y del mundo que le rodea.

ENFRENTARLO CUANTO ANTES MEJOR
Una frase, que muchos conocerán “No es amarga la verdad, lo que no tiene es remedio”. Si tenemos un familiar con Alzheimer no es mala idea aplicar esta frase, no podemos evitar lo que ocurre pero sí afrontarlo con ánimo, lucidez y amor.

1 comentario en “Las tres fases que caracterizan la cruel enfermedad de Alzheimer”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *