Los cuidadores de los enfermos de alzheimer caen en la depresión, pero no los internan ….sigue

En España podría haber hasta 600.000 víctimas de alzheimer entre los 800.000 ciudadanos afectados de algún tipo de demencia vinculada a una enfermedad degenerativa. Buena parte de ellos están al cuidado de familiares, hijos y cónyuges casi siempre, mujeres en la mayoría de los casos. Son cuidadores ‘autodidactas’, no profesionales y no pagados que afrontan unas dificultades que les desbordan. Atienden a enfermos sin identidad ni memoria, agresivos, insomnes, desorientados, que huyen de casa y se pierden, y que a menudo tiene comportamientos violentos.
Un 70% de estos cuidadores sufren depresión y estrés, en muchos casos de fatales consecuencias, pero se niegan a recluir a sus familiares en residencias. Los expertos saben que su labor es impagable y que con ella liberan al Estado de la atención a unos enfermos «necesitados de 24 horas de cuidados y que se convertirían para el sistema en una carga que comprometería su viabilidad».
Cuidar a cuidadores
Así lo expresa el doctor Adolfo Toledano, experto en afecciones degenerativas, miembro de CSIC y uno de los responsables de la primera encuesta que evalúa en España as necesidades de los cuidadores. Una encuesta que se pregunta cómo cuidar a unos cuidadores muy necesitados de atención médica y psicológica que apenas piden un 31%, pero que en la mayoría de los casos (67%) no se plantea la posibilidad de ingresar a su familiares una institución.
Vivir las 24 horas del día con una persona que presenta trastornos de conducta puede ser un infierno» plantea Jacques Selmès, secretario de la FAE. Habla de unos pacientes que presentan agitación, agresividad, irritabilidad, vagabundeo, repetición de preguntas o alucinaciones y que exigen cuidados las 24 horas del día.

Enlace esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *