Los mayores también son el futuro de Internet

elmundo.es 21/04/2009
………………….
“Los ancianos representan el grupo de edad con la tasa con un mayor progreso en el uso de Internet”, indica la profesora Vicki Hanson, de la Universidad escocesa de Dundee.

El 45% de los estadounidenses con edades comprendidas entre los 70 y los 75 años han utilizado Internet el año pasado, porcentaje que se enfrenta a un 26% que lo utilizaron tres años antes, según el estudio basado en una encuesta de Pew.

A la edad de 76 años, la proporción de personas que habían usado Internet creció de un 17% a un 27% entre 2005 y 2008, ha añadido Hanson en el Congreso Internacional que se celebrará hasta el viernes en Madrid.

En Reino Unido, la población siguió la misma tendencia, ha añadido el investigador Andrew Arch, responsable del consorcio W3C, la principal organización internacional de estandarización de la web.

En esta categoría, “se hace el mismo uso de Internet que el que otros utilizan para comunicarse y cada vez más para informarse, comprar o administrar su cuenta en el banco”, ha señalado Arch, que se especializa en la accesibilidad de Internet para ancianos y discapacitados.

Enviar y recibir correo electrónico es cada vez más común para usuarios de más de 64 años, según el estudio de Pew.

La diferencia está en que las personas mayores son mucho menos aficionados que los jóvenes a las compras ‘online’ y la proporción de personas de edad avanzada que utilizan redes sociales sigue siendo pequeño, según este mismo estudio.

“Twitter no es su especialidad”, explica la profesora Hanson.

El sitio de ‘microblogging’ ha visto crecer su popularidad desde su nacimiento en 2006 y se está convirtiendo en una herramienta cada vez más popular para las estrellas.

Se prevé que la proporción de personas de más de 60 años suba hasta un 20% en 2050 y la edad de jubilación probablemente aumentará. Los expertos preciden un verdadero ‘boom’ en la proporción de usuarios mayores de Internet.

Sin embargo, los problemas físicos de esta población pueden representar un obstáculo, como por ejemplo, la artritis.

Para Arch, los sitios web pueden, con poco gasto, volverse más accesibles para los mayores, con el aumento del tamaño de la fuente y la acentuación de los contrastes, por ejemplo.

“El diseño clásico de Internet no entiende lo rápido que el mundo está envejeciendo”, dice, y destaca que los cambios que propone en última instancia a los ‘webmasters’ permitirán en definitiva un acceso más fácil para el conjunto de los usuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *