Los tratamientos para combatir el Alzheimer resultan también eficaces contra el glaucoma

Enlace a la noticia

El Alzheimer y el glaucoma poseen algunos rasgos en común. Ambas son enfermedades crónicas, su avance es inevitable y provocan daños irreparables. Ahora también se sabe que comparten un mismo enemigo. Según científicos del Instituto de Oftalmología de la Universidad de Londres, las mismas proteínas que forman las placas seniles en el cerebro de los enfermos de Alzheimer también están presentes en las personas con glaucoma, la segunda causa de ceguera.

La proteína beta amiloide favorece la formación de unas placas en las neuronas y en los vasos sanguíneoscerebrales que dan lugar al Alzheimer. En el glaucoma, la misma proteína conduce a la muerte de células de la retina, según la investigación. “Esta relación no implica que todas las personas con glaucoma padecerán Alzheimer y viceversa. El glaucoma posee numerosos factores de riesgo”, señalan los investigadores británicos, que han comprobado que los fármacos más novedosos para frenar el avance del mal neurodegenerativo son eficaces en el glaucoma.

Modelos animales a los que se indujo esta enfermedad de la vista recibieron combinaciones de tres fármacos experimentales que tienen como objetivo evitar la formación de placas seniles en el cerebro de personas con Alzheimer. Los resultados fueron sorprendentes. Los científicos comprobaron que la muerte de las células de la retina se redujo en un 80%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *