Más folatos, menos demencia

Enlace a la Noticia

Ésa es la conclusión de un estudio publicado en la revista especializada británica Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry.

Los folatos se encuentran de forma natural en las verduras de hoja verde, cítricos y granos integrales.

Algunos estudios han asociado los niveles de folatos con la enfermedad de Alzheimer.

Pero todavía no ha quedado clara la exacta relación de la deficiencia de folatos y la demencia, ya que esta carencia podría ser tanto un síntoma como una causa.

“Hay varios estudios que muestran una relación de la dieta con el riesgo de desarrollar demencia” dijo a BBC Ciencia el doctor Jorge González, profesor del Departamento de Neurología de la Universidad Católica de Chile.

“Es decir, no sólo los niveles de folatos sino otras muchas sustancias de la dieta”, agrega.

Según el experto, se sabe desde hace varios años que niveles bajos de ácido fólico por sí mismos pueden generar demencia.

“Pero esta demencia por ácido fólico es rarísima” señala el especialista.

Pensionados

La investigación llevada a cabo por investigadores de la Universidad Nacional de Chonnan, en Corea del Sur, siguió a 518 pensionados en ese país durante dos años.

Todos los participantes tenían más de 65 años y vivían en una zona urbana y una zona rural en el sur del país.

Al inicio y final del período de dos años, los investigadores llevaron a cabo pruebas en los participantes para determinar si tenían demencia.

Además de la dieta, el ejercicio es vital contra la demencia.
También tomaron muestras de sangre para medir los niveles de folatos, vitamina B12 y una proteína llamada homocisteína (asociada a enfermedades cardiovasculares).

Posteriormente analizaron cómo habían cambiado estos niveles durante los dos años de la investigación.

Al comienzo del estudio, una de cada cinco personas tenía altos niveles de la proteína, 17% tenía bajos niveles de vitamina B12 y 3,5% mostró deficiencias de folatos.

Al final del estudio, 45 personas habían desarrollado demencia, de éstos, 34 tenían la enfermedad de Alzheimer; siete, demencia vascular, y cuatro, otros tipos de demencia.

Los científicos encontraron que las personas que al inicio del estudio mostraron deficiencias de folatos, tuvieron 3,5 veces más probabilidades de desarrollar demencia al final del estudio.

Encontraron también que la enfermedad era más común entre los participantes de mayor edad, los menos educados y los más inactivos.

Los autores creen que los cambios en los micronutrientes en la dieta podrían estar relacionados con otros síntomas típicos que preceden a la demencia, como pérdida de peso y presión arterial baja.

Dieta

Se postula que la dieta más adecuada para prevenir las demencias es la dieta mediterránea, rica en frutas, verduras, pescado, aceite de oliva y un consumo discreto de vino tinto

Dr. Jorge González, Neurólogo
Los expertos afirman que todavía es necesario confirmar estos resultados.

Pero el estudio es una prueba más de la importancia de un estilo de vida sano y una dieta rica en vitaminas B y antioxidantes.

Tal como señala el doctor Jorge González “es importante diferenciar que una cosa son los niveles espontáneos de ácido fólico y otra los suplementos”.

“Y hay que tener cuidado porque otros estudios también han demostrado que la gente que consume suplementos y vitaminas, incluido el ácido fólico, en exceso también pueden tener mayor riesgo de demencia”, agrega.

Lo que sí se ha demostrado son los beneficios de una dieta rica en folatos, vitamina B12 y antioxidantes para prevenir la demencia.

“Y en este sentido afirma el neurólogo se postula que la dieta más adecuada para prevenir las demencias es la dieta mediterránea”.

“Una dieta rica en frutas, verduras, pescado, aceite de oliva y un consumo discreto de vino tinto agrega y complementándola con actividad física regular”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *