Nueva herramienta para detectar la enfermedad de Alzheimer en fase temprana

[Fecha: 2010-06-08]
……
Los resultados de este ensayo clínico, presentados en la LVII Reunión Anual de la Sociedad de Medicina Nuclear celebrada en Salt Lake City (Estados Unidos), podrían suponer un gran avance en la detección temprana de la EA, una enfermedad degenerativa incurable que se calcula que afecta en la actualidad a unos 26 millones de personas en todo el mundo.

Los síntomas de la EA suelen manifestarse a edades avanzadas y se confunden a menudo con los efectos del envejecimiento natural. La incapacidad de recordar situaciones recientes, los cambios de humor y la confusión son síntomas comunes. La EA suele padecerla gente de más de 65 años, aunque también hay millones de pacientes más jóvenes. El historial del paciente es una de las principales fuentes de información de cara al diagnóstico, pero éste se complica debido a que la demencia se manifiesta de muchas formas distintas. Los médicos utilizan técnicas avanzadas de diagnóstico por imagen como la tomografía por emisión de positrones (PET) para descartar otras causas, pero un diagnóstico concluyente sólo es posible mediante la autopsia del paciente.

«La detección y el tratamiento tempranos de la enfermedad de Alzheimer son básicos y los métodos actuales de diagnóstico como las pruebas de cognición ayudan a descubrir la enfermedad cuando ésta se encuentra en un estadio avanzado y el paciente sufre claras mermas cognitivas», explicó el Dr. Osama Sabri de la Universidad de Leipzig (Alemania).

La EA destruye neuronas en todo el cerebro, de forma que inutiliza los centros de memoria y dificulta el raciocinio. La capacidad motora y las funciones orgánicas también se ven afectadas por la aparición de placas de proteína beta-amiloide en el cerebro. Aún no se conoce la causa exacta de dicho proceso, pero teorías recientes sugieren que una proteína relacionada con la beta-amiloide puede ser responsable de la «poda» de las conexiones neuronales. Este proceso normalmente ocurre sólo durante las primeras fases de la infancia, cuando la optimización de estas conexiones posibilita que el cerebro funcione con mayor eficacia.

Esta última investigación muestra que cierto agente de diagnóstico por imagen denominado Florbetaben se une directamente a una beta-amiloide y puede utilizarse con PET para observar la proteína en vivo durante el desarrollo de la EA. Al observar la acumulación y expansión de la beta-amiloide los médicos pueden realizar un seguimiento de la enfermedad tanto en moléculas como en células.

En el ensayo clínico participaron 81 personas sospechosas de padecer EA y 69 sujetos sanos, todos mayores de 55 años, repartidos por 18 centros científicos de todo el mundo. Se obtuvieron imágenes de los cerebros de los pacientes con Florbetaben mediante PET y como referencia se utilizó una zona del cerebro completamente libre de amiloides. Los investigadores descubrieron que su técnica era efectiva en el diagnóstico de la EA tanto en términos visuales como cuantitativos.

«La obtención de imágenes de beta-amiloides puede ayudar a los médicos a diferenciar la enfermedad de Alzheimer de otros tipos de demencia», afirmó el Dr. Sabri. «Además, esta investigación ayudará a aumentar la calidad de vida de los pacientes de Alzheimer que aún se encuentran en las primeras fases de la enfermedad y que todavía pueden contribuir a prepararse para el futuro.»

En la actualidad se están desarrollando varios agentes para su uso en técnicas de diagnóstico por imagen de las beta-amiloides, aunque el Florbetaben, debido a su disponibilidad, se muestra prometedor para un empleo continuado. Se espera que mediante el perfeccionamiento de las técnicas de diagnóstico por imagen de las beta-amiloides la comunidad científica sea capaz de desarrollar nuevos tratamientos farmacológicos que frenen el desarrollo de la enfermedad antes de que se produzca demencia y daños irreparables en el cerebro.

Para más información, visite:

Sociedad de Medicina Nuclear:
http://www.snm.org/

Journal of Nuclear Medicine:
http://jnm.snmjournals.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *