¿Se siente olvidadizo? Intente comer menos

Los resultados sugieren que simples cambios en el estilo de vida podrían ayudar a tratar la demencia y confirman los beneficios previamente observados en animales, dijo Agnes Floel, neuróloga de la Universidad de Münster en Alemania, quien dirigió la investigación.

“Este es el primer estudio que demuestra que la restricción calórica sería beneficiosa para la memoria en las personas mayores”, indicó Floel durante una entrevista telefónica.

Alrededor de 24 millones de personas en todo el mundo padecen pérdida de memoria, problemas de orientación y otros síntomas que indican la presencia de enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia.

Los investigadores creen que la cantidad de personas con demencia se cuadruplicaría en el 2040, lo que complica el panorama de los servicios nacionales de salud y aumenta la necesidad de nuevos tratamientos.

Floel y su equipo dividió en tres grupos a 50 personas de un promedio de 60 años. Una de las cohortes trabajó con un nutricionista para reducir un 30 por ciento la cantidad de calorías consumidas diariamente, mientras que otra no tuvo limitaciones alimenticias.

El tercer grupo comió más alimentos con ácidos grasos insaturados, que se encuentran en el aceite de oliva y el pescado, pero esto no pareció mejorar la memoria, dijo Floel.

En tanto, los hombres y mujeres del grupo al que se le aconsejó comer menos mostraron entre un 10 y un 20 por ciento de mejoras en una prueba de memoria que se les realizó tres meses después de comenzada la dieta, indicaron los investigadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *