Taller cocina trata enfermos Alzheimer recuperen memoria de sabores

16-02-2010…..

En este sentido, y seguido de una forma muy tranquila por siete enfermos de alzheimer acompañados de sus cuidadores, Paco Torreblanca ha rememorado los tazones de malta que su abuela le preparaba mientras le tapaba con una manta en los días fríos.

El único maestro pastelero de Europa de toda España ha subrayado que durante la charla, y hablando de harinas y masas, uno de los pacientes ha recordado que el lo cocía a 20 grados, y ha explicado que en este curso, que los enfermos van a realizar con su hijo Jacob, se va a tratar de recopilar sabores a través de recordar los comidas que se hacían en Murcia hace 60 años.

El objetivo final de este curso es poder elaborar el “pastel Murcia”, en un trabajo conjunto entre los enfermos, que ya hoy se han colocado un delantal aunque no entendían muy bien por qué, junto a los alumnos de la escuela de Cocina y la ayuda de la familia Torreblanca.

El maestro pastelero, que aunque desconoce de qué se tratará ni qué ingredientes tendrá, ha asegurado que el pastel Murcia estará basado en los dulces típicos de la Región. Habrá tiempo para planearlo de aquí al final de curso”, ha dicho.

Paco Torreblanca que ha mostrado en todo momento un cariño especial por los alumnos más mayores, ha comentado que “con un equipo de ayudantes como ellos y otro equipo de japoneses, montamos enseguida un chiringuito y hacemos la competencia a todos”.

Los enfermos de grado 4 de Alzheimer a preguntas de los periodistas han dicho que se lo habían pasado muy bien y que les había gustado mucho los bombones y el panetone (bollo italiano con pasas y fruta escarchada) hechos por el maestro que habían probado.

Unas, como Josefa Marín ha dicho tras asistir al taller que ella le va a enseñar a Paco a hacer buñuelos, dulce que quiere aprender a hacer Francisco Serna porque se los hacía su madre; mientras Pedro Angulo, el más hablador de todos, ponía pegas por que su mujer no le deja acercarse al fuego, pero una vez que ha entendido que le ayudarían allí en la sede de la Escuela, se ha mostrado muy contento por aprender a cocinar “lo que sea”.

En esta primera clase, en la que los alumnos han planteado dudas sobre la harina usada por Torreblanca para hacer el panetone, “para que no se baje”, o la duración de un buen bombón, “sólo dos días”, el maestro se ha referido también a sus bombones salados, como los que hace de cebolla, de curry o de queso de cabra, para comer en cualquier momento y no sólo a los postres.

En este sentido, tras recordar que al principio ésta idea causó gran revuelo, ha asegurado que “el camino que empiezan los locos es el que más tarde recorren los cuerdos”.

Al final del taller han asistido los consejeros de Empleo, Constantino Sotoca, y de Sanidad, María Ángeles Palacio, así como responsables de la Fundación Alzheimur, organizadores del taller.

El consejero Sotoca, que ha agradecido a Paco Torreblanca su presencia, ha explicado que el taller de repostería es una iniciativa pionera que busca estimular sensorialmente a los pacientes al tiempo que compartir experiencias entre los más mayores y los alumnos.

Palacios ha informado que los cursos que se van a prolongar tres semanas tienen como finalidad procurar una nueva integración del paciente con la sociedad.

Ha comentado que todo el trabajo será grabado y fotografiado así como seguido por un equipo multidisciplinar para conocer las respuestas de los pacientes ante las distintas experiencias que vivan.

La consejera ha avanzado que el pastel Murcia que derive de esta iniciativa se dará a conocer el 21 de septiembre, fecha en la que se celebra el día mundial del alzheimer. EFE mm

Pulse Aquí a la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *