Un estudio encontró que alrededor de la mitad de los enfermos diagnosticados con este mal en realidad padecían otra forma de demencia

La mitad de los casos de Alzheimer podrían estar mal diagnosticados
Por Amanda Gardner
Jueves, 24 de febrero de 2011

……
Los médicos han sabido desde hace algún tiempo que la confusión y la pérdida de la memoria causada por las lesiones cerebrales asociadas con el Alzheimer pueden también ser causadas por otros tipos de daños cerebrales, como el tejido dañado derivado de una apoplejía.

La investigación sugiere que podría ser más difícil de lo que se creía identificar la fuente de la demencia mientras el paciente está todavía con vida, dice el médico investigador principal Lon White.

“Existen al menos cinco distintos tipos de lesiones importantes que pueden producir una imagen que luzca como Alzheimer”, dice White, un profesor de medicina geriátrica en la Universidad de Hawai en Honolulú. “Cada una de esos cinco tipos de lesiones son aparentemente provocadas por su propio proceso patológico, y tener una no te protege de tener las demás. Todas son independientes y aumentan con la edad”.

White y sus colegas realizaron autopsias cerebrales —la única manera segura de diagnosticar Alzheimer— en más de 400 adultos mayores americano-japoneses. Solamente alrededor de la mitad de aquéllos diagnosticados con Alzheimer antes de su muerte tenían las placas cerebrales que muestran esta enfermedad. La demencia en la otra mitad parecía haber sido causada por depósitos anormales de proteína (conocidos como cuerpos de Lewy), tejido muerto relacionado con apoplejías (microinfartos), daño celular, o alguna combinación de los anteriores.

Los investigadores han desde entonces completado alrededor de otras 400 autopsias con resultados similares y presentarán sus hallazgos en abril en la reunión anual de la Academia Americana de Neurología. A diferencia de estudios publicados en revistas médicas, estos resultados son todavía preliminares y aún deben ser examinados por expertos en el campo.

Un mal diagnóstico de Alzheimer no tiene consecuencias inmediatas para el paciente debido a que todavía no existen tratamientos que puedan detener la constante progresión de la enfermedad. Todos los medicamentos que en algunas personas ayudan a detener el Alzheimer o a hacerlo más tolerable, parecen funcionar con otros tipos de demencia, dice White.

Sin embargo, los pacientes y sus familias pueden beneficiarse de un diagnóstico temprano y preciso. Descartar otras formas de demencia puede ayudar a los familiares a planear el cuidado futuro y a determinar su propio riesgo de padecer Alzheimer, por ejemplo.

Un diagnóstico preciso del Alzheimer es incluso más crítico para la investigación de tratamientos potenciales. Sin saber precisamente quién tiene Alzheimer, las compañías farmacéuticas que desarrollan nuevos medicamentos “no serán capaces de realizar una evaluación verdadera acerca de cuán efectivo es su medicamento”, dice White.

Se han realizado algunos avances prometedores en el diagnóstico recientemente. Un estudio publicado el año pasado encontró que las pruebas del líquido cefalorraquídeo pueden predecir el Alzheimer con un alto grado de precisión, y la Dirección de Medicinas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) está actualmente analizando la aprobación de un escáner que utilice tinte para resaltar las placas características del Alzheimer. No obstante, la confiabilidad de estos métodos necesita ser comprobada.

“Todos sabemos que necesitamos hacer una mejor labor de diagnóstico”, dice María Cartillo, doctora y directora senior de las relaciones médicas y científicas en la Asociación Alzheimer, una organización de investigación y defensa con base en Chicago. “Todos estamos tratando de hacer el diagnóstico mejor, más fácil y más rápido. Todo eso está en vías de estudios e investigaciones”.

Pulse Aquí a la Noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *