Un estudio médico revela que la dieta mediterránea protege del alzheimer

Según Nikolaos Scarmeas, profesor de Neurología que ha liderado la investigación, el consumo de pescado, verduras, aceite de oliva y otros alimentos, habituales en países de la cuenca mediterránea como España, protegería del deterioro cognitivo leve que se registra en los primeros estadios de la dolencia y retrasaría la aparición de síntomas más graves propios de la misma.

Scarmeas y su equipo estudiaron los hábitos alimentarios de 1.393 personas sanas y 482 pacientes que experimentaban dificultades cognitivas leves al comienzo de la investigación, a los que hicieron un seguimiento durante cuatro años y medio.

En ese período, 275 personas del primer grupo desarrollaron síntomas leves de demencia, observándose que aquellos con un régimen de alimentación más próximo a la dieta mediterránea tenían un 28% menos posibilidades de experimentar un deterioro cognitivo severo que los que ingerían un mínimo de alimentos de este tipo.

Entre los miembros del segundo grupo, que ya tenían trastornos cognitivos leves al comienzo del estudio, 106 desarrollaron alzhéimer, siendo las posibilidades de desarrollarlo un 48% menores entre los que seguían la dieta mediterránea, según el estudio.

Enlace a esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *