Un hallazgo sobre el Alzheimer podría dar lugar a tratamientos

………
En concreto, los científicos resolvieron el misterio de por qué las personas portadoras del gen mutante ‘BChE-K’ son propensas a experimentar un desarrollo más rápido del Alzheimer que aquellos pacientes con una versión normal de este gen. Esta mutación aparece en un 20 por ciento de la población israelí y norteamericana.

En teoría, las personas con este gen mutante podrían estar, en realidad, mas protegidas de los efectos devastadores de la enfermedad, desde que la proteína mutante –la enzima producto del gen– produce un colapso en el neurotransmisor acetycoline a un ritmo más lento que en aquellos individuos con un gen normal.

El resultado de este proceso consiste en que los individuos con este tipo de gen mutante mantienen niveles más elevados de este neurotransmisor, por lo que en principio deberían de estar protegidos del Alzheimer, en la que los niveles de acetycoline decrecen.

Las personas con este tipo de gen tienden a desarrollar esta enfermedad más tarde que otras, pero cuando esto sucede, el progreso es mucho mas rápido y no responden a la medicación. Entonces, se podría decir que los individuos con el gen mutante tienen un mayor riesgo en la progresión y desarrollo de la enfermedad que otros.

La razón de estas situaciones anómalas han sido un gran rompecabezas por mucho tiempo, pero los estudios realizados por los científicos de la UHJ han podido ordenar este rompecabezas encontrando la explicación de este creciente riesgo, para el cual están desarrollando una nueva solución terapéutica.

En el Centro Wolfson para Biología Estructural de la UHJ, los investigadores encontraron que la mutación en el gen ‘BChE-K’ daña la senda de la resultante mutante enzima proteica. Esta senda es la parte importante del BChE para la protección de las placas del Alzheimer. La función de las sendas consiste en la interacción con la proteína de la enfermedad, beta-amyloide, previniendo a esta de precipitarse y formar las placas en el cerebro propias del Alzheimer.

Para comparar la proteína normal con la K mutante, los investigadores utilizaron sendas sintéticas de las proteínas normales y de las proteínas K, tal como la ingeniería humana BChE produce en la leche transgenica de cabra en la compañía estadounidense, Pharmathene.

Esta proteína de la leche transgenica es preparada en Pharmathene para el ejercito militar de Estado Unidos como protección de envenenamiento nervioso de gas. Esta fue mucho más estable y eficiente que la proteína mutante, la cual sugirió que los portadores de BChE-K susceptibles al Alzheimer podrían mejorar si se trataran con la proteína normal que es producida en la leche de cabras transgénicas.

El proyecto esta patentado por Yissum, la compañía de Investigación y Desarrollo de la UHJ y un artículo de sus investigadores ha sido recientemente seleccionado por el ‘Journal of Biological Chemestry’ (JBC) como la investigación de la semana, y futura publicación de portada.

Enlace a esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *