Una rata Cyborg

Los científicos trabajan desde hace años en pruebas con microchips o mecanismos técnicos que puedan en un futuro sustituir las funciones cerebrales dañadas en los seres humanos por diversos motivos.

Y en el trabajo de laboratorio se experimenta con animales. Matti Mintz de la Universidad de Tel Aviv (Israel) ha llevado este tipo de investigaciones a un punto que le ha permitido implantar en una rata de laboratorio un cerebro artificial.

Este cerebro sintético se ha implantado en una rata que estaba perdiendo sus funciones cerebrales y su nuevo elemento cibernético le ha permitido podríamos decir “actualizar” y “reiniciar” para que vuelva a ser completamente normal.

El implante ha consistido en un cerebelo que va en la parte trasera de la cabeza y controla la función de los músculos.
Si todas las pruebas lo permiten, se tratará de seguir el mismo método en humanos. Combatir deficiencias psíquicas mediante dispositivos artificiales es uno de los retos científicos más perseguidos hoy en día.

Pulse Aquí a la Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *