Vacuna contra el Alzheimer

Según los experimentos realizados, la vacuna ayudó a reducir los niveles de proteínas que se piensa son causa de la enfermedad, hasta en 50% en algunas partes del cerebro. A diferencia de vacunas alternativas en desarrollo que utilizan virus, esta no produce efectos secundarios. El estudio de científicos japoneses fue publicado por el diario “Proceedings” de la “Academia Nacional de Ciencias”.

Se cree que la sobreproducción de “proteínas de amiloide” provoca síntomas de la enfermedad de Alzheimer formando depósitos que “arruinan” la función del cerebro. Estudios preliminares mostraron que es posible estimular el sistema inmunológico de ratones para atacar estas placas si los animales son inmunizados con la proteína de amiloide. Se probó en estudios preliminares en seres humanos pero los resultados anteriores mostraron que la respuesta inmune era demasiado fuerte y provocaba una inflamación cerebral, además de la destrucción de la placa amiloide.

Los nuevos experimentos se llevan a cabo con el fin de lograr la destrucción de las placas pero evitando una respuesta inmune demasiado agresiva. El enfoque desarrollado por un equipo del “Instituto Metropolitano para la Neurociencia” en Tokio, busca la producción natural de sustancia amiloide estimulando el cuerpo.

Los ratones fueron inyectados con ADN puro que codifica estas proteínas, en vez de depender de un virus especial para ingresar en la célula. Produce una respuesta inmune menos agresiva y lo que es más importante, el ADN se ha diseñado también para que no sea capaz de replicarse incorporándose al genoma humano.

La última vacuna redujo los depósitos de proteínas de amiloide entre 15,5% y 38,5% comparado con los ratones de prueba que no recibieron el tratamiento. Los depósitos en áreas específicas del cerebro como la corteza y el hipocampo se redujeron de 40% a 50 %.

Investigadores señalan que las vacunas de ADN que han producido podrían proporcionar una estrategia económica y efectiva para tratar la enfermedad de Alzheimer en el futuro.

Pulse Aquí a la Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *